El Lector Digital

Categoría: SITIOS TURÍSTICOS DE LA REGIÓN CARIBE Página 1 de 3

A los archipiélagos de las islas del Rosario y de San Bernardo es posible llegar en lancha rápida desde el municipio de Tolú (ubicado 50 km al noroccidente de Sincelejo) en un viaje de unas dos horas. En ellos los visitantes disfrutan de los encantos de estas islas en las que se encuentra el Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo, que en 120.000 ha alberga cerca de 62 especies de corales y 513 de peces.

ACTIVIDADES

Senderismo, observación de fauna y flora, observación de aves, buceo , careteo, actividades naúticas, baños de sol y mar, fotografía y video, investigación y edicación ambiental.

El parque cuenta con un sinnúmero de ambientes naturales que lo hacen una de las áreas de uso ecoturístico mas importantes de Colombia. Entre otros sus hermosas playas de arenas blancas, bosques costeros de manglar, arrecifes coralinos, colonias únicas de aves marinas y extensas praderas de pastos marinos que bordean las islas.

Se puede disfrutar de actividades como careteo, kayak, observación de fauna y flora, velas y navegación, buceo autónomo, contacto cultural, baño de mar y sol y senderismo.

Los senderos submarinos son los de Punta Brava y Luis Guerra y se recomienda no alejarse mucho de las boyas de demarcación existentes. Al primero se llega en embarcación desde la Isla Grande, sector  Ensenada de las Mantas y al segundo en embarcación desde Isla Grande, sector sur. Ambos permiten que el viajero observe una gran cantidad de corales, peces de colores, espongas y invertebrados marinos01.tintipan.jpg

Ecosistemas:

Los ecosistemas presentes en el Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo, se caracterizan por ser ecosistemas marinos, donde predominan los arrecifes coralinos, excelentes barreras contra la erosión marina e incluso tienen un gran valor estético lo que les da una importancia recreacional invaluable. Los arrecifes coralinos, considerados como ecosistema esencial, son muy vulnerables por tratarse de comunidades muy específicas que demandan aguas transparentes, luz, sustratos estables, salinidades y temperaturas constantes que fluctúan entre los 25 y 30 grados centígrados. Las áreas coralinas del Parque Corales, ocupan 191.68 km2 , los cuales representan el  72% de las áreas coralinas del Caribe continental colombiano.

Otro ecosistema de gran importancia es el de los Manglares, considerados como ecosistemas altamente productivos al  proveer variados recursos de flora y fauna que el hombre aprovecha directamente. Se ha estimado que las dos terceras partes de la población de los peces tropicales en el mundo, dependen de las áreas de manglar y los detritos exportados por éstos.  En el Parque Corales, se encuentran 5 especies de mangle, mangle Rojo (Rhizophora mangle), mangle Amarillo (Laguncularia racemosa), mangle bobo o Zaragoza (Conocarpus erecta) y mangle negro o salado (Avicennia germinans).

El ecosistema de pastos marinos, constituye un área de 3.035 has. en el Parque Corales. Sirven como hábitat, alimento y origen de cadenas alimenticias y refugio de innumerables especies marinas. Son plantas vasculares o plantas con flores, que han desarrollado la capacidad de realizar todo su ciclo de vida sumergida en agua salobre o salina. Habitan aguas someras hasta 20-30 m de profundidad, alcanzando su máximo desarrollo a profundidades menores de 10 m y se desarrollan generalmente sobre sustratos de arena en aguas altamente iluminadas y preferiblemente calmadas. Contribuyen a la recirculación de nutrientes y estabilizan el sedimento  de la línea de costa. Una de las especies de pastos marinos identificados en el Parque, es la Thalassia testudinum,  la cual  es la fanerógama más abundante, extensa e importante del Caribe; los rizomas de éstos pastos compactan las arenas, guijarros y fragmentos calcáreos, dándole mayor firmeza al fondo.

Los litorales rocosos y arenosos, comprenden otro de los ecosistemas protegidos en el Parque corales, constituidos básicamente por la franja arenosa de playas, especialmente las que se encuentran en las cuatro zonas intangibles del Parque (Isla Rosario, Isla Tesoro, Isla Maravilla e Isla Mangle). De igual forma estas formaciones arenosas constituyen en otros sectores del Parque,  uno de los principales atractivos naturales para los visitantes. Las playas del Parque, son de origen marino gracias a los fragmentos de coral, esqueleto de animales muertos como conchas de caracol y la actividad biológica de algunas especies marinas como el pez loro, el cual a través de sus excrementos aporta arena a los litorales.

IMAGEN-11142484-2.jpg

Fauna:

En el área protegida, se han identificado una gran variedad de especies asociadas a los ecosistemas marinos costeros. Para el caso de los arrecifes de coral, se han identificado 62 especies de corales y otros celenterados, entre los que se encuentran el coral cuerno de arce (Millepora complanata,) el coral lechuga (Agaricia teniufolia) y el coral Siderastrea sidérea. Igualmente, se han identificado 18 especies de corales blandos, entre los que se encuentran el abanico de mar (Gorgonia ventalina), entre otras especies. Otro grupo identificado en el área protegida, comprende a los  crustáceos decápodo, con 153 especies; los moluscos con 244 especies, no menos de 153 especies de equinodermos, 199 especies de esponjas y  513 especies de peces. En cuanto a reptiles se refiere, en el área podemos encontrar tortugas marinas de la especie Caretta caretta, Chelonia mydas y Eretmochelys imbricata.

Vegetación:

El Parque Corales se caracteriza por ser en su mayoría submarino donde predomina la vegetación de manglar y pastos marinos.

En cuanto a la vegetación terrestre, encontramos un remanente de bosque seco tropical en el sector de isla Rosario en el Archipiélago de Nuestra Señora del Rosario. Este bosque, se caracteriza por tener algún tipo de vegetación caducifolia, donde las plantas pierden sus hojas en épocas de verano para ahorrar energía y contrarrestar la falta de agua.

Geomorfología:

Morfología de la plataforma continental (Isla Fuerte – Cartagena). Se manifiesta una plataforma ancha con gran cantidad de islas y archipiélagos de origen coralino. Su relieve es bajo, bordeado en buena parte de bosque de manglar asociados a deltas (Cispatá, Barbacoas y Cartagena), y playas arenosas y fangosas. A la altura de Tierra Bomba, se encuentra en su parte occidental un litoral de naturaleza rocosa, originado a partir de antiguos arrecifes levantados durante el Pleistoceno por glacioeustatismo

Al Santuario de Fauna y Flora El Corchal ‘El Mono Hernández’ se llega luego de un viaje por tierra de dos horas desde el municipio de San Onofre -57 km al norte de Sincelejo-. En esta reserva natural de 3.850 ha, que lleva el nombre del científico naturalista colombiano Jorge Ignacio Hernández Camacho (1935-2001), es posible navegar en canoa, observar aves y caminar por ciénagas de mangle y bosques de corcho.

giovanny_ulloa_s07

El Santuario El Corchal “El Mono Hernández” posee gran importancia a nivel biológico, ya que en su interior se protegen cerca de 1.961 hectáreas de bosques de manglar ubicados al Oeste y al Norte del Santuario, poblando la línea de costa litoral y las zonas aledañas a los márgenes de los caños y las ciénagas mangláricas. Estos manglares están dominados por las 5 especies de mangle registradas para el Caribe de Colombia, y son importantes a nivel económico para los habitantes asentados en el área de influencia, ya que la función ambiental de este tipo de ecosistema es contribuir con la producción de recursos pesqueros e hidrobiológicos para la región.javier_gamba

Igualmente, el área conserva en buen estado las únicas muestras representativas de rodales puros de bosques pantanosos de “corcho” en el Caribe de Colombiano, dominados por la especie Pterocarpus officinalis y que sumados poseen una extensión aproximada de 401 hectáreas, los cuales están ubicados en la parte central Sur, en inmediaciones de los caños Portobelo, Rico y Correa.

javier_gamba_s09

El golfo de Morrosquillo es un golfo situado en el sur del mar Caribe, en la costa norte de Colombia, perteneciente a los departamentos de Sucre y Córdoba. Tiene, de oeste a este, aproximadamente unos 80 kilómetros, desde la punta Mestizos, la bahía Cispatá y la boca de Tinajones, desembocadura del río Sinú, en Córdoba, hasta la punta San Bernardo, en Sucre.1

Como particularidad hay que mencionar que en Morrosquillo termina el oleoducto Caño Limón–Coveñas, donde se carga el petróleo procedente del piedemonte llanero. En el extremo norte del golfo se encuentra el archipiélago de San Bernardo, un popular destino turístico que se extiende mar adentro unos 15 km y está compuesto por las islas Cabruna, La Palma, Mangle, Tintipán, Panda, El Islote, Múcura, Maravilla y Ceycén.

2786438.jpg

VIVIR EL GOLFO DE MORROSQUILLO

En tierra

Visita la Ciénaga de la Caimanera con sus 2mil ha para estar entre manglares, garzas y reptiles. La Ciénaga de la Leche para ver micos, serpientes, tigres y venados. Los campamentos de verano y las salidas pedagógicas para recorrer la Reserva Natural Sanguaré de 110ha de bosque seco tropical rodeado de manglares, lagunas costeras y de agua dulce, pastos marinos, arrecifes y sabanas.

En el mar

Encontrarte con la mayor variedad de corales vírgenes del Caribe y más de 17 puntos de buceo para observar tiburones nodriza y aletiblanco, tortugas, corales de fuego y cerebro. Se destaca Bajo Bushnell, un arrecife donde abundan las barracudas, gigantes gorgonias y colonias de coral cuerno. Otros sitios interesantes son Burbujas, Los Pargos, Grieta del Socorro, Fondo Loco, Bajo Mariajo, Los Venados, Los Bayones; y para buzos avanzados, el arrecife Bartolo y El Orión.

Es ideal para practicar el windsurf y la vela o el gran desafío de dar la vuelta a la isla en kayak.

Sucrfvc01.jpg

 

La ciénaga de San Marcos tiene una gran variedad de especies y plantas tanto terrestres como  acuáticas:

*Especies terrestres: Serpientes, hicotea, sapo, lombrices, babilla, chigüiro , etc.

*Especies acuáticas: Boca chico, serpientes acuáticas, viejitos, moncholo, cacucho, mojarra, bagre, tilapia, pacora, la dora , bagbú , etc.

*Aves: Garza, pato cuervo, coyongo, pisingo, barraquete, la tanga, Chavarría.

*Flora: Talaya, májate, la salsa, gramalote, uvero, pimientos, cacaona.

Como llegar?

 

5942590.jpg

hqdefault.jpg

 

 

Descripción del Área

El Parque Nacional Natural Macuira aparece como un oasis verde en medio del área semidesértica de la Alta Guajira y es de las pocas elevaciones montañosas en la zona. Además alberga un ecosistema único de biodiversidad de aves que lo ha hecho merecedor de la denominación de Área de Importancia para la Conservación de Aves (AICAS).

El área del Parque tiene una flora muy diversa, con 349 especies vegetales, de las cuales 10 son endémicas. El bosque tiene hojas permanentes todo el año con abundancia de epífitas, gran cantidad y variedad de musgos y plantas inferiores (como los helechos), capaces de almacenar agua de niebla, fenómeno denominado Yauráma por los wayuu.

Batea_de_Kajashiwou1_Yamith_Quintana.jpg

Existen dos rutas terrestres de acceso:

Desde Riohacha, se toma la vía que conduce al municipio de Uribia (último punto en la ruta para abastecerse de provisiones), desde aquí se viaja hasta Bahía Portete (unas 4 horas), donde se inicia un recorrido de 115 km hasta Nazareth que puede ser de 7 a 8 horas en la época seca. Se recomienda hacer la última parte de la ruta en época seca (en invierno es intransitable) en vehículo de doble tracción y siempre en compañía de un guía wayuu.

Por Venezuela (es indispensable tener visa venezolana): desde Riohacha, tomar la vía hacia Maicao y Paraguachón, después de pasar la frontera, se sigue la carretera que conduce a Castilletes. Frente a la Serranía de Cojoro, se abandona la carretera para ingresar nuevamente a Colombia y viajar hasta Siapana y Nazareth por otro sistema de trochas. Para hacer este recorrido se necesita vehículo de doble tracción y guía.

descarga (1).jpg

Recomendaciones especiales

  • El acceso al bosque enano nublado está restringido.
  • Se recomienda viajar siempre acompañado con un guía nativo.
  • También es recomendable no aventurarse en solitario por las trochas; cada año se modifican según el capricho de los arroyos, marismas y charcas estacionales.
  • Es prudente, hacer contacto con las autoridades indígenas en Nazaret o en las rancherías vecinas, explicarles el propósito de la visita y contratar un guía.
  • Para el recorrido por Venezuela es necesario portar visa venezolana.

Se puede llegar desde Santa Marta (78 kilómetros) o desde Riohacha (73 kilómetros), por la troncal del Caribe. El acceso se hace por una estrecha carretera de tierra que parte de la mencionada vía y se adentra unos 500 metros, flanqueada por posadas y hostales de todo tipo que ofrecen, en español e inglés, servicios de hospedaje, alimentación, telefonía móvil, internet inalámbrico y hasta lavandería. En el lugar se consiguen desde hostales donde se paga desde 20.000 pesos la noche por persona hasta elegantes cabañas con acceso a la playa.

palomino-playa.jpg

Al final de la estrecha ruta, el visitante se encuentra de frente con la inmensidad azul del mar Caribe y con la playa Las Marías, donde puede descansar bajo los árboles o a los pies de las palmeras, mientras se refresca con una cerveza o una piña colada. También, gozar de las aguas cálidas caribeñas. Sin embargo, hay épocas del año en las que el oleaje es muy fuerte y los bañistas no pueden ingresar al mar. Hay que estar atentos.

Si el deseo es de agua dulce, está el río Palomino, que en sus aguas cristalinas permite hacer recorridos a bordo de flotadores cuando se aproxima a su desembocadura en el mar. Es un plan relajado en el que se puede contemplar todo el patrimonio natural que caracteriza a esta región colombiana.

1f2e9fc3e6c1d5e2b0b7202d1352a5fa.jpg

 

Para descansar en unas de las playas más tranquilas de Colombia es necesario viajar desde Riohacha hacia el norte por tierra durante unas tres horas hasta el Cabo de La Vela. En este sitio, al que llegó en 1499 el capitán Alonso de Ojeda, los viajeros encuentran posadas turísticas –varias hechas con bahareque y yotojoro (el corazón del cactus)– y pueden practicar deportes como kitesurf y windsurf.

El Cabo de la Vela es un paradisíaco lugar, donde se confunde el mar con el desierto. Ubicado en la alta Guajira de Colombia, es sin duda un destino inigualable que nadie debe perderse de conocer, además de ser un lugar ideal para el turismo ecológico y de aventura.

guajira-tour-punta-gallinas-tour-cabo-de-la-vela-tour-santa-marta-colombia-expotur-005.jpg

¿Cómo llegar?
Se parte de Riohacha, la capital del departamento de la Guajira. El recorrido es por vía terrestre y se debe hacer en vehículos 4×4, ya que es la única forma de recorrer las trochas que pasan por varias rancherías hasta llegar a este destino.

¿Qué Visitar?
En el Cabo de la Vela existen varios sitios para visitar, les mencionamos algunos donde podrá disfrutar de la belleza inigualable de sus paisajes:

La Playa El Cabo: Es una bahía de aguas tranquilas con colores verdes y azules, una playa de arena blanca con varios los acantilados y playas que forman la bahía. Las tiendas, los restaurantes y las posadas turísticas están en la playa mas extensa en donde se practican deportes acuáticos y se contempla el atardecer más espectacular que se pueda imaginar.
El Faro: Es el lugar que usan los barcos para ubicarse, desde aquí se puede observar el Ojo de Agua y la Playa del Cabo, su cima es un lugar privilegiado para observar los atardeceres. En esta zona de la alta guajira se encuentran varias rancherías y poblados de los indígenas Wayuu,
El Parque Natural Macuira: Famoso por ser un oasis con mucha vegetación en pleno desierto. Para los indígenas Wayuu este es un espacio sagrado donde los espíritus de sus difuntos llegan antes de pasar a lo desconocido.
Las 10 Posadas Turísticas: Ubicadas frente a la playa, en algunas podrá hospedarse en cama, pero todas prestan el servicio de Hamacas (Chinchorro) para pasar la noche al estilo de la región.

descarga.jpg
¿Qué Comer?
La gastronomía es principalmente comida de mar, frutos de mar y pescados como el pargo, la sierra, tiburón y langosta. El otro plato que no puede faltar es el famoso Chivo, guisado o asado, se acompaña con arroz y ensalada.

Actividades
En las rancherías, los Wayuu reciben al turista con amabilidad y son muy hospitalarios, les enseñan sobre su cultura y realizan la Danza de la Yoma, utilizando las pinturas y atuendos característicos de la cultura.

 

Descripción del Área

Uno de los espectáculos que podrá disfrutar el visitante es la quietud de los cielos azules y despejados de la península de La Guajira, inte­rrumpida por arreboles de un rosado intenso que se disuelven en espirales sobre las lagunas del Santuario. Se trata de bandadas de flamencos, aves esbeltas de plumaje rosa que dan el nombre a esta área protegida. Los gráciles flamencos y el majestuoso colorido de su plumaje son el principal atractivo del Santuario, que a pesar de su reducida extensión, es considerado una de las áreas protegidas más ricas en variedad de aves acuáticas residentes y migratorias.

Boca_de_Camarones_SFFF__Robinson_Galindo-T.jpg

Existen dos rutas terrestres para acceder al Santuario.

Desde Santa Marta: se toma la troncal del Caribe, en dirección a Riohacha hasta llegar a la Comunidad de Camarones. Es un trayecto de 165 km que dura 2 horas y 30 minutos en carro aproximadamente. Se ingresa a la Comunidad de Camarones y desde este punto se continua en dirección al mar en unos 3,5 kilómetros hasta la Comunidad Boca de Camarones.

Desde Riohacha: se toma la troncal del Caribe, en dirección a Santa Marta hasta llegar a Camarones. Es un trayecto de 20 km que dura 15 minutos en carro aproximadamente. Se ingresa a la Comunidad de Camarones y desde este punto se continua en dirección al mar en unos 3,5 kilómetros hasta la Comunidad Boca de Camarones.

Desde Boca de Camarones se puede llegar hasta el Centro Administrativo del Santuario, la cabaña Guanebucane y el Centro de Visitantes Los Mangles (en época de lluvias es necesario tomar un cayuco o pequeña canoa para atravesar la Laguna Navío Quebrado en un recorrido de 50 metros).

Phoenicopterus_ruber_Mayo_23-2013_89.jpg

Recomendaciones especiales

  • Transite siempre por los caminos y senderos ya establecidos en vías terrestres y acuáticas.
  • Recomendamos la compañía de un guía o intérprete local.
  • Portar documentos de identidad y seguro médico vigente.
  • Se recomienda la vacuna contra el tétano y la fiebre amarilla, diez días antes del viaje.
  • Atender las recomendaciones de los funcionarios del Parque y los guías locales.
  • Para no perturbar la tranquilidad de las especies animales está prohibido el uso de flash al tomar fotografías.
  • Cuando ingrese al área en automóvil, circule despacio hasta los sitios de estacionamiento establecidos. Absténgase de ingresar los vehículos en zonas prohibidas.
  • Absténgase de hacer fogatas o de usar velas; asegurarse de apagar las colillas de cigarrillo y de guardarlas en una bolsa hasta poder botarlas en un sitio adecuado.
  • La observación de aves requiere mínima perturbación, por lo cual se requiere el uso de binoculares para admirar su comportamiento y belleza en su hábitat natural. Por ninguna razón se debe asustar a las aves al hacer ruidos con el fin de hacer que alcen vuelo.

Las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña costera más alta del mundo, se hunden en el mar como los dedos de una mano gigantesca entre los que se forman bahías y ensenadas de belleza singular: Chengue, Gayraca, Cinto, Neguanje, Concha, Guachaquita, con sus playas de arenas blancas delimitadas por, manglares, matorrales o bosques, y bañadas todas por las aguas cristalinas del mar Caribe, hacen parte de los muchos atractivos que ofrece el Parque Nacional Natural Tayrona. Para quienes buscan la contemplación y el descanso, el Parque ofrece magníficas playas y el relajante panorama de un mar intensamente azul. Quienes se sienten atraídos por actividades más emocionantes podrán disfrutar de caminatas, careteo y buceo autónomo. El parque Tayrona tiene también vestigios arqueológicos de una antigua ciudad del pueblo Tayrona.

a07e05607c0840e8b863ef984ed21845.jpg

Qué llevar

  • Ropa fresca de algodón, traje de baño, pantalón y camiseta de manga larga para proteger la piel de insectos y ramas que puedan causar heridas leves y del sol.
  • Calzado resistente y adecuado para caminar que proteja los tobillos, y zapatos descubiertos resistentes al agua para las zonas de playas.
  • Sombrero, gorro o cachucha, gafas de sol e impermeable liviano para la época de lluvias.
  • Documentos de identidad y carné vigente del servicio de salud.
  • En el Caribe es menor la presencia de serpientes que en el Pacífico; sin embargo, sugerimos llevar un botiquín con suero antiofídico polivalente, que debe ser aplicado por un médico de acuerdo a recomendaciones realizadas por el Serpentario Nacional de Colombia.

Recomendaciones especiales:

  • El horario de entrada y salida del parque es de 8:00 am a 5:00 pm.
  • La charla de educación ambiental es de carácter obligatorio.
  • Respetar los horarios establecidos para utilizar las duchas y usar efectivamente el agua.
  • Por seguridad, hay que informarse con anterioridad de los sitios aptos para nadar y bañarse solo en los sitios autorizados.
  • Si va a contratar un guía, asegúrese de que esté certificado para tal actividad.
  • Cuando se tome una embarcación, asegúrese de que tenga salvavidas.
  • El ingreso de bolsas plásticas y objetos de icopor está restringido.
  • El ingreso de elementos musicales está restringido.
  • El ingreso de mascotas está restringido.
  • El ingreso de bebidas alcohólicas está restringido.
  • El ingreso de tablas de surfing está restringido.
  • Al salir del área protegida debe retirar la basura que produjo durante su estadía (eso incluye cáscaras, semillas u otros productos residuales de origen vegetal o animal); no acatar esta medida deteriora el paisaje y puede producir enfermedades para la fauna y flora silvestres.

Parque_Nacional_Natural_Tayrona.jpg

Página 1 de 3

Creado con