El Lector Digital

Categoría: Opinión Página 1 de 6

Construyendo país

Luego de ver la trascendencia del paro nacional, queda en evidencia que los ‘Talleres Construyendo País’ no han sido tan fructíferos como de seguro esperaría el Gobierno, muestra de ello es el 70% de desaprobación de los colombianos y la masiva asistencia de personas a las marchas en diferentes ciudades del territorio nacional.


Todo esta situación, a raíz de los desaciertos monumentales del presidente Duque, que terminaron despertando el inconformismo social, que condujo a este paro.


Esto tiene que llevarnos a todos a una reflexión más allá de estar a favor o en contra de las marchas.


El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, por estos días no le va muy bien, ni siquiera con su gabinete e incluso con su partido político (Centro Democrático), lo que me permite inferir la falta de sintonía que tiene el mandatario, hasta el punto que quienes lo rodean no se sienten representados por él, esta es la vil muestra de lo que ocurre con el resto de la población a nivel nacional, pues no se ven ideas claras que permitan atender las distintas demandas de la población colombiana por lo menos en los temas más álgidos.


Es así, como tampoco ha tenido tacto para llevar una mesa de diálogo seria y respetuosa con el comité de paro, todo esto por estar empeñado en que Petro y el Foro de Sao Pablo son quienes incentivan las manifestaciones. Tanta es su insistencia que en distintas oportunidades ha señalado a los mencionados como incendiarios y patrocinadores de los desmanes o vandalismo ocurridos en algunas ciudades de Colombia.


Pero, Duque en una serie de errores y rodeado de malos consejeros llegó al punto de citar a los alcaldes salientes y electos para hablar del paro antes de sentarse con los líderes, quienes no sienten que estén siendo atendidos como debiera ser.


Sumado a esto, ya empieza a sentirse las repercusiones de las protestas en los bolsillos de los colombianos y en la economía en general, pues no se puede negar que han sido unos días muy intermitentes en relación a la dinámica comercial.


Por ejemplo, uno de los gremios más afectados sin duda es el hotelero y todo aquello que se relaciona con el turismo. Desde las ciudades principales hasta los municipios, como Puerto Colombia, Atlántico, han sentido los coletazos de las distintas manifestaciones.


Precisamente la semana pasada cuando nos encontrábamos en medio de un debate radial en el informativo Central de Noticias de la emisora Puerto Estéreo, la panelista Nena Botero manifestaba su descontento respecto a las repercusiones económicas en el país y la región, “ya es hora de cesar las marchas porque quienes no estamos de acuerdo con el paro, pero que lo respetamos nos deja como resultado unos bajones importantes y más cuando se trata de estos días en los que el gremio hotelero hace su agosto”, subrayó Botero.


De mi parte, le indiqué que estos alzamientos sociales deben molestarle al resto de la sociedad con el fin de llamar la atención, hasta alcanzar a despertar una solidaridad con los que apoyamos y participamos en esta lucha, porque de alguna u otra manera también marchamos por ellos y por eso continuaremos hasta que el Ejecutivo proponga ideas concretas que nos lleven a una salida que atienda las peticiones del pueblo y no las de un grupo económico en particular.


El punto aquí, es que hay una nueva realidad a la que los gobiernos del mundo y en este caso el nuestro, deben buscar la forma de hacerle una mejor lectura a la ciudadanía para trabajar por nuevas reformas al sistema económico, educativo, pensional, laboral entre otros.


Seguiremos de pie, de manera incesante porque es nuestro deber, trabajar por un mejor país. Mi llamado es a no claudicar y seguir expresándonos de manera pacífica contra unas normas retardatarias que no atienden las necesidades de un pueblo en declive social y económico.

Anuncios

Universidad del Atlántico

A pesar de que Carlos Prasca diera a conocer su renuncia a la rectoría de la Universidad del Atlántico, el movimiento estudiantil mantendrá el paro hasta que se haga efectiva la dimisión de Prasca y se inicien las reformas estatutarias necesarias para el plantel universitario.

La información la dio a conocer inicialmente un líder estudiantil en la última marcha identificado como Eloy Soto del programa de derecho, quien manifestó en declaraciones al portal digital Nuevo Día Noticias, que el paro continuaría hasta concretar la salida de Prasca y posteriormente sentarse con la nueva rectoría y establecer una mesa de diálogo para dirimir las peticiones de los jóvenes.

Recordemos que la renuncia de Prasca se dio en medio de las presiones del paro de los estudiantes y la marcha llevada a cabo en Barranquilla, al mismo tiempo que en las demás ciudades del país, para también pedir al gobierno nacional que cumpla con los acuerdos pactados el año pasado con los estudiantes y el desmonte del artículo que busca a través del Plan Nacional de Desarrollo quitarle recursos a la educación pública.

Pero, ¿qué es lo que pasa en las universidades y en especial en la Uniatlántico?, las casi dos semanas de paro en esta institución mantiene la atención de los barranquilleros y atlanticense.

Al mismo tiempo, a nivel nacional las universidades han venido desde el 2018 exigiendo un punto muy claro y conciso, más recursos para educación tanto en su infraestructura como en lo académico (ciencia y tecnología). Aparentemente había quedado pactado un acuerdo con el gobierno, pero según los estudiantes lo acordado entre las partes no se ha cumplido.

Adicionalmente, el gobierno de Duque busca establecer a través del artículo 44 del PND que se paguen las demandas interpuestas al Estado con recursos de las universidades públicas, estrategia que debilita al sistema financiero de los planteles de educación superior.
También, hace poco la ANIF propuso que los jóvenes menores de 25 años ganen el 75 % de un salario mínimo por no más de un año bajo la idea de que están en etapa de formación, un punto que no cayó bien entre los jóvenes y muchos menos entre las clases sociales menos favorecidas. Por lo que el rechazo no se hizo esperar.

En consecuencia, la Uniatlántico aprovechó la coyuntura y manifestó su descontento por lo planteado a nivel nacional pero de igual forma aprovechó la instancia para expresar los problemas internos que ahí reposan, entre ellos las extralimitaciones del ESMAD frente a estudiantes que ejercen su derecho a la protesta social, la introducción de personas ajenas a ese plantel educativo en las marchas y la salida de su rector Carlos Prasca por los distintos señalamientos de abuso sexual, que si bien presentó su carta de renuncia, los jóvenes esperan que se haga efectiva y rechazan que siga vinculado a la universidad.

Entre tanto, la comunidad estudiantil ha dicho de manera insistente que existe preocupación entre ellos debido a que no hay seguridad de que Prasca no pueda regresar a la rectoría en cualquier momento. “La renuncia es motivada, según él, por amenazas y no presentó pruebas de dichas intimidaciones. “Nosotros exigimos al Consejo Superior que retire inmediatamente a Carlos Prasca de la rectoría de la Universidad del Atlántico”, sostuvo un estudiante en diálogo con esta columna.

A demás expresó, “No entendemos cuál es el objetivo de mantener a Prasca en la rectoría. Queremos su renuncia inmediata y lo que están haciendo es dilatar la crisis al interior de la Universidad”.

Estas son algunas de las apreciaciones del estudiantado que deja ver el descontento general que existe al interior de la institución educativo.

Serán las próximas horas, muy decisivas para saber qué le depara a la Universidad del Atlántico o qué mecanismo propondrán los estudiantes para hacer valer su punto de vista frente a las inconformidades que creemos desde este espacio deben ser solucionadas de raíz y no con pañitos de agua tibia.

Twiter:@silverapadilla

Sí al aborto

Luego de que el Ministerio Nacional de Salud y Protección Social publicara la semana pasada un borrador de la resolución en el que se establecen las bases definitivas para acceder al aborto legal en Colombia, la Iglesia Católica a través de la Conferencia Episcopal Colombiana, rechazó el proyecto mediante un comunicado firmado por Monseñor Juan Vicente Córdoba, presidente del Departamento de Vida de la Conferencia.


El máximo jerarca de la Iglesia colombiana, lanzó fuertes cuestionamientos a la Corte Constitucional, en distintos medios de comunicación hasta el punto de señalar al alto tribunal de “tirano”, pues según Monseñor es el Congreso quien debe legislar sobre este tema.


Lo primero que quiero y debo decir, es que, sí, el legislativo es quien debió debatir hace mucho tiempo un asunto tan importante y delicado como lo es el aborto, por los miles de casos de violación que no dan espera y en ese sentido creo que el representante de los católicos tiene un poco de razón.


Asimismo, hay que decir que en vista del vacío jurídico sobre esta desagradable práctica, la Corte ha tenido que tomar la iniciativa y en aras de resguardar el bienestar de las cientos de niñas y mujeres que a diario arriesgan su vida en quirófanos de garaje, en busca de una solución que debe ser atendida si o si por el Estado.


Por ello, el poder Judicial hace un llamado al Gobierno nacional a través de su respectiva cartera y pide que este tema sea tratado como una cuestión de salud pública, siguiendo los pasos de la Corte que desde el año 2006 bajo la sentencia C-355, despenalizó en tres situaciones el aborto: Riesgo para la madre, malformación del feto incompatible con la vida y embarazo producto de abuso sexual.


Siendo así, no creo entonces que la Iglesia deba perpetuarse en su postura sobre la negación de la práctica del aborto en los casos en mención.


Entre tanto, es muy fácil para nosotros los hombres hablar de temas de mujeres y más cuando se está en una cúspide que te mantiene alejado de la realidad y de las necesidades de la gente, que llevan a tomar juicios de valor erróneos como es el caso de la Iglesia en esta oportunidad, que sin duda golpea a las mujeres, pero sobre todo la dignidad y al derecho a elegir sobre el bienestar de su propio cuerpo.


De igual modo, mi estimado Monseñor creo que debe salirle al paso a la opinión pública y retractarse sobre sus equivocas declaraciones que más allá de ir en contra del aborto, van en contra de una sociedad que cada vez es más dinámica y por ende cambiante. Es entonces el momento que la Iglesia vaya reestructurando su forma de llegar al pueblo y no el pueblo a ella.


Finalmente, creo que el Congreso colombiano está en deuda con la sociedad en general en debatir un tema tan sensible, pero necesario para un país que se encamina o por lo menos eso parece al desarrollo integral de sus ciudadanos.


También, tendrá la Conferencia Episcopal que replantear sus decisiones, y más cuando el género femenino no participa de ellas. Pues es evidente ante la mirada de todos, que la Iglesia con su machismo ha venido promoviendo indirectamente el difícil ascenso de la mujer a nivel local y mundial en todos los aspectos de la sociedad.


Las mujeres deciden, la sociedad respeta, el Estado garantiza y la Iglesia no interviene.

Así nos deja Char

A menos de tres meses de finalizar su administración, claro, si no gobierna en cuerpo ajeno, el Alcalde de Barranquilla Alejandro Char Chaljub le dirá adiós a lo que en los últimos años (en dos períodos) ha sido su palacio, desde donde ha hecho lo que le ha dado la gana, sin nadie que lo vigile o le restrinja alguna decisión.


¿Pero qué nos deja Char? ¿qué ha pasado en las dos administraciones y en la de Elsa que en la práctica es lo mismo?, lo que indican 12 años del charismo.

No esperen entonces que les hable de las obras por las que se ha hecho famoso y le han dado el título del mejor alcalde de Colombia. Entenderán ustedes que mi labor periodística y de abierto opositor de este gobierno, me lleva a mi legítimo derecho y deber de manifestar los cuestionamientos aquí planteados.


El primero que me llama la atención, son los actos que involucran indirectamente al señor Char con los escándalos de Odebrecht, en relación a la citación de imputación de cargos contra un empresario local llamado Javier Torres Vergara por supuestos vínculos con la corrupta multinacional, pues este a su vez tiene estrechas relaciones con el alcalde de Barranquilla, dichas relaciones van desde el madrinazgo de bautizo de la primera dama Katia Nule al hijo menor del empresario, hasta los contratos de una de sus empresas desde los inicios del charismo (hace 12 años).


Torres Vergara, fue citado por la fiscalía para imputarle el delito de enriquecimiento ilícito por haber recibido en noviembre del 2014 la suma de 9.400 millones de pesos por Odebrecht a través de un contrato falso con un consorcio de su propiedad (Consorcio Torrosa) para obras que nunca hizo. La información se conoció en aquel entonces, en un artículo publicado en el portal la Silla Caribe en agosto de este año.


Otra de las grandes ‘obras’ que nos deja esta Alcaldía, es el saqueo a la empresa Triple A, que supera los 329.000 millones de pesos según las denuncias del senador Jorge Robledo.


Entre los señalamientos del parlamentario manifiesta que el ex gerente de la empresa Ramón Navarro, quien actualmente paga casa por cárcel en Barranquilla, confesó que se habían apropiado de 27.800 millones, y del que Navarro obtuvo 900 millones y hasta el momento no ha respondido por estos recursos.


El legislador también detalló que el robo de la empresa de acueducto se daba por medio del cobro de unas “asistencias técnicas”, que desde el año 2012 hasta el 2018 jamás se llevaron a cabo. Por todo esto, la Fiscalía reveló que hubo un saqueo a la empresa Triple A, lo que ha originado algunas capturas y medidas de aseguramiento.


Robledo, cuestionó en su momento que el alcalde Alejandro Char quien ha sido miembro de la junta directiva de la empresa de acueducto, al igual que Elsa Noguera (exalcaldesa) de Barranquilla, ¿qué han hecho para evitar lo ocurrido con Triple A? Preguntó.


Char, fue invitado a un debate sobre este tema, por el senador Robledo, pero no asistió.


Por otro lado y uno de los temas que ha pasado desapercibido gracias a la ausencia de cuestionamientos por los medios locales, es lo relacionado con la recaudación de impuestos. Sobre este tema, el profesor, economista y columnista Jairo Parada señala que en “2008, según Terradata, los barranquilleros aportábamos per cápita $89.032 anuales para sostener el Distrito. En 2017, ya pagábamos $214.235, sufriendo un incremento en la recaudación del 140,6%. Me pregunto: ¿A quién se le incrementaron los ingresos en la ciudad en ese porcentaje para enfrentar estos aumentos?, creo que solo a los contratistas preferidos de Char”. Dice Parada en una de sus columnas.
Simultáneamente, los avalúos catastrales subieron en términos reales en un 64%, mientras los predios solo en un 16%, en el periodo de 2009 a 2018.

Por lo anterior, todas las obras que vemos en Barranquilla se han financiado en parte con nuestros bolsillos, incluidos los monumentos que a veces se le “regalan” a la ciudad. Indica el economista.


Siguiendo el orden económico, un informe de Fundesarrollo, muestra que terminamos el 2018 con una deuda pública de más de $1,14 billones, la cual, comparada con los ingresos corrientes del Distrito, ya era del 90%, mientras que en el 2010 era apenas del 59%, lo cual revela la apretazón en el flujo de caja que se irá agravando en los próximos años. Se ven las obras, pero también las tremendas deudas que tendremos que cubrir.

El informe es explícito en manifestar su preocupación por las vigencias futuras hasta el 2035 y los problemas de estimación de los pasivos contingentes, lo cual implica depurar más los balances.
Otra de las aristas, que tiene a varios políticos en el Atlántico e incluso al clan Char del que hace parte el alcalde de la arenosa es el escándalo de la ‘casa blanca’, por el que fue capturada y condenada Aida Merlano, hoy prófuga de la justicia y la cual pretendía en su momento suministrar información a las autoridades sobre las familias involucradas en la compra de votos en el departamento.


Char Chaljub, quien pretende ser el candidato de Cambio Radical en las presidenciales del 2022, prepara toda su artillería en la Región Caribe para garantizar su monopolio y dinastía en esta zona del país. El barranquillero, le apunta a tener alcalde en su ciudad natal, gobernador en el Atlántico, en el Magdalena, y en Córdoba.


Finalmente, el mandatario con mayor aceptación en Colombia señalado por las encuestas, debe saber que no es nada sano para la democracia, la concentración de poder en una población sin importar si viene de la derecha o de izquierda.


También, quiero hacer un llamado de atención a varios medios de comunicación de la Arenosa que se han dedicado solo a tejer una cortina de humo en la que claramente ocultan u omiten hechos relevantes que suceden en Barranquilla.

Electricaribe y nuestros dirigentes

Como si se tratará de una buena noticia y hablando del tema como un triunfo, nuestros legisladores en el congreso quienes han sido en parte los responsables y así lo reconocen, de la gestión de la sobre tasa a los kilovatio que tendrá que pagar la Región Caribe que además fue impulsado a través del Plan Nacional de Desarrollo, propuesto por el gobierno nacional.


Lo que siempre me pregunto es ¿qué estamos pagando nosotros con Electricaribe y su ineficiente, pésimo y pobre servicio? Al igual que nuestros senadores que se les olvida que una de las zonas donde más se registran apagones en Colombia al año, merezca este tipo de gravámenes, en los que el pueblo termina asumiendo la responsabilidad de unos recursos que se desviaron y ahora nadie responde.
Por ello, creo que la intervención del Defensor del Pueblo era pertinente y necesaria, por lo que esperamos pueda prosperar la tutela impuesta ante la Corte Constitucional en la que defiende el bolsillo de los habitantes de esta región.


El punto, es que los responsables del desfalco de la empresa de energía sean los que respondan por los inconvenientes financieros que haya y que las distintas autoridades se pongan los pantalones y tomen las medidas preventivas que beneficien y garanticen el servicio prestado a los miles de usuario que padecemos el auge de su mal manejo.


Los colombianos, pero en este caso específico la Costa Norte, estamos cansados y asfixiados con el sinnúmero de impuestos que le cargan a los contribuyentes y más cuando se trata de una deuda ajena, de un desfalco descarado y con el que prácticamente nos han querido ver la cara de imbéciles, creyendo que pueden pasar por encima de la gente las veces que se les venga en gana sin que nadie les diga nada.


Lo peor de todo, es el cinismo con el que socializan esta propuesta del aumento a los kilovatio asumiendo que es la única salida, pues según el promedio nacional es la zona de Colombia que menos paga por kilovatio-hora. No es razón para tal decisión.


Sería mejor que primero hicieran las inversiones y luego efectuaran el aumento que supuestamente se requiere.


Electricaribe en compañía del gobierno y los que dicen representarnos en el congreso, deben saber que no gozan del beneplácito de esta región por lo tanto deberían tener presente la desconfianza hacía a la compañía de energía y adicionalmente a los gobernantes que de soluciones pocón pocón.


Por ello, es una falta de respeto que tengamos que asumir los costos de los malos manejos a causa de la falta de intervención a tiempo por parte del Estado y de nuestros dirigentes locales y nacionales.


Creo que va siendo hora de que como ciudadanos, nos hagamos sentir y reusarnos a este cobro, que ya está contemplado en el Plan Nacional de Desarrollo en el artículo 318.


Debo decir que Barranquilla en especial a sido sometida a constantes cortes de energía, unos con previo aviso y otros muy repentinos, extensos y repetitivos, que por supuesto causan traumatismo en el diario vivir de la ciudadanía.


Nuestro mensaje es contundente, a otro ‘perro con ese hueso’ salgan a buscar los recursos por otro lado, porque platica, no hay.

La cuenta regresiva de Uribe ante la Corte Suprema

El próximo 8 de octubre si Dios quiere se llevará a cabo la indagatoria al senador Álvaro Uribe Vélez ante la Corte Suprema de Justicia. Después de todo un año de tropiezos que ha servido para que la extrema derecha gane tiempo y distraiga a la opinión pública de un caso tan relevante para el país.


En esta diligencia, el exmandatario deberá dar su versión en el marco de una investigación formal que pesa en su contra por los delitos de fraude procesal y soborno, relacionados con una supuesta intención de manipular a los testigos que lo han señalado de tener nexos con paramilitares.


Estos hechos, se dan luego de que se le volteara un proceso al expresidente Uribe quien denunció al senador Iván Cepeda, por falso testimonio, pero el alto tribunal no encontró responsabilidad alguna en el caso que involucrará al parlamentario Cepeda.


Contrario a ello, la Corte abrió una investigación contra Uribe por el mismo caso. Desde ese entonces, cuando la corporación decidió indagar ha pasado un poco más de un año.


Como se recordará, en el marco de su labor como integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes, Cepeda acudió a varias prisiones y realizó entrevistas a distintos reclusos.


Por ejemplo: A Pablo Hernán Sierra lo entrevistó el 19 de agosto de 2011. En la entrevista, Pablo Hernán Sierra relató supuestos vínculos de los hermanos Álvaro y Santiago Uribe, así como de Alberto y Juan Guillermo Villegas y de Santiago Gallón Henao, con las Autodefensas; y mencionó, entre otros, a Juan Guillermo Monsalve como testigo de algunos de estos hechos.


Pero, esta indagatoria ha despertado el fanatismo de muchos de sus seguidores quienes en busca de brindar apoyo a su majestad Uribe, han convocado una marcha para el 8 de octubre en la que buscan rechazar, lo que ellos catalogan como una persecución política al mejor presidente que ha tenido Colombia.


Ahora sí, salimos a deberle a este señor que no ha hecho más que dividir al país con su centenar de mentiras, artimañas, calanchinadas, jugaditas y su discurso guerrerista que sólo busca exacerbar el nacionalismo con el fin de atacar a quienes le hacemos oposición con argumentos contundentes que lo dejan mal parado y que tarde o temprano lo pondrán tras las rejas o por lo menos le pasaran factura.


Es que, acaso el líder del Centro Democrático cree que se nos olvida, todos las licencias concedidas al cartel del Medellín en su paso por la Aeronáutica Civil, la masacre de La Granja y el Aro en Antioquia, cuando se desempeñaba como gobernador de ese departamento. Los millones de casos de falsos positivos durante su gobierno y sin contar los exministros presos o investigados por la justicia colombiana.


A estos antecedentes hay que sumarle la guerra mediática en el plebiscito y su campaña por el No, en la que el gerente Juan Carlos Vélez, confesó que se habían coordinado estrategias para deslegitimar el proceso de paz y los puntos negociados en Cuba con el propósito de derrotar el Si. Objetivo que cumplieron.


No se me puede escapar, todo el aparato propagandístico que ejecutó el uribismo en cabeza de su mentor en las últimas elecciones presidenciales, con la consigna de que nos convertiríamos en una Venezuela si Gustavo Petro llegara a ganar la contienda electoral.


Finalmente, les funcionó y siempre les ha salido bien sus distracciones, como en la actualidad lo lleva a cabo con el presidente Duque con la novedosa idea del ‘cerco político’ a Nicolás Maduro, que busca derrocarlo y colocar en el palacio de Miraflores a cualquiera que se venda al imperio Norteamericano.


Será entonces, la justicia quien decida si continuamos con el mismo ‘presidente’ o le cortamos el ‘chorro’ del poder con el que hace y deshace cada vez que quiere.

Lo que nos rodea

Foto// Arturo, Fuad y Alejandro Char.

Abuelo siempre me dijo bajo sus ideas conservadoras ‘dime con quién andas y te diré quién eres’, sí, suena arcaico y todo lo que se les ocurra para desmeritar una frase como esta. Pero que encaja perfectamente en esta columna.


En ese sentido, creo que la casa Char por estos días debe estar siendo muy selectivo con quienes puedan rodearlo en esta y las próximas elecciones.
Todo esto a causa de los dos últimos eventos en los que se han visto inmiscuidos indirectamente, pero que sí se confían les puede pasar factura el próximo 27 de octubre en la contienda electoral o incluso en las presidenciales.


El capítulo más reciente, en el que son señalados a nivel de Región Caribe el buen nombre de la familia en cabeza de David Char Navas, salpica a quien fue congresista durante dos periodos continuos (20 de julio de 2002 a 20 de julio de 2006 y 20 de julio de 2006 a 20 de julio de 2010) por el partido Cambio Radical, del cual es jefe su tío Fuad Char Abdala.


Para recordar, el exsenador Navas, declaró el pasado 20 de septiembre ante la Justicia Especial de Paz (JEP), en el marco de la audiencia de aporte a la verdad y en la que contó la forma en la que los políticos compraban votos en su época en el departamento del Atlántico y sus nexos con el Bloque Norte de las AUC para elegirse en el Congreso en el año 2006.


También, entregó detalles de los métodos que conjuntamente con funcionarios de la Registraduría, utilizaban para la compra de mesas de votación, el intercambio de materiales de construcción y el carrusel de votos.
Asimismo, Char Navas informó que tres familias adineradas dominaban el mapa político de la ciudad y los municipios. “Cualquier persona externa a esas tres familias debían contar con su aval para poder participar en alguna elección”, sostuvo en su declaración.


Pero si por la JEP llueve, por la Corte Suprema no escampa, esto luego de que ese tribunal condenara a 15 años de prisión a la también exparlamentaria Aida Merlano al comprobarse que llegó al Congreso de la República conformando una gran empresa de compra de votos en Barranquilla.


En las investigaciones, la Corte logró establecer adicionalmente que aparte de la condenada, los senadores Arturo Char, hermano del alcalde de Barranquilla Alex Char, y Julio Gerlein, empresario y hermano del exsenador Roberto Gerlein, serán investigados por su presunta participación en estos hechos.


Todo esto, deja muchos cabos sueltos, pero sobre todo dudas por doquier.


Los sucesos aquí mencionados, no son mas nada que el inicio de un ‘ventilador’ que mostrará la verdadera esencia de aquellos que se visten de ‘oveja’ para engañar a sus electores, pero que como bien decía mi abuelo ‘entre cielo y tierra, no hay nada oculto’, y pronto sabremos sin importar quien lo publique primero y muy a pesar de que muchos medios locales se enfrascan en omitir información relevante de interés, conoceremos quiénes son y sus actos de corrupción que endeuda a la ciudad, mientras ellos se lucran.

Medios de comunicación: El cuarto poder

                                       

Fue hace un par de días, que Colombia hablaba de la triste noticia del cierre del espacio informativo Noticias Uno, a causa de la decisión de su accionista mayoritario, quien manifestó que no era rentable el programa en materia de pautas publicitarias.


Ante lo ocurrido, muchos fuimos los que nos solidarizamos con nuestros colegas con mensajes en redes sociales y apoyando la campaña adelantada por el noticiero para su propagación en vivo en la web (Twitter, Facebook y YouTube).

Frente a esta situación, quedan muchos cabos sueltos que generan suspicacia en relación al futuro de los medios de comunicación y la postura del gobierno para generar propuestas sólidas que oxigenen al gremio, como en su momento lo hicieron con los banqueros a través del famoso impuesto 4×1.000 que inició siendo 2×1.000 y que sólo era para sanear las finanzas de los bancos durante un año y ‘al sol de hoy’ cumple 21 años el cobro de ese gravámenes.

Quienes creen que no podemos vivir de este oficio exageran un poco, creo que, si bien las dificultades económicas tocan a la prensa tradicional y a la alternativa, hay opciones por desarrollar.

Un método contundente pero que requiere un debate a profundidad, es hacer una reestructuración a los medios de comunicación y su financiación.
Pues como es conocimiento de todos, es la falta de recurso lo que en muchas ocasiones limita a la prensa a investigar o por el contrario callarse hechos que, aunque sucedan a la vista de todos, su revelación perjudicaría a los pautantes del medio.

Pero que diferente sería, si el Estado garantizará un porcentaje según las proporciones del medio para su financiación, lo que de seguro le dará una mayor estabilidad económica a quienes con mucho valor se dedican a un oficio tan riesgoso y a la ves tan mal remunerado.

Esta idea, parte de la concepción de que la información es un bien público y no privado como quizás se cree, por ello se debe garantizar que todos hagan parte de ella y eso implica que cada ciudadano pueda contar con la mayor calidad y cubrimiento, que permita tener sociedades mejor educadas en relación a lo que ocurre en nuestro día a día y así entender por qué sucede y qué consecuencias tiene un hecho en particular.

Por otro lado, una metodología que ha venido creciendo al rededor del mundo es la suscripción de audiencia, en la que medios digitales y clásicos le pueden sacar provecho si unifican criterios a nivel de competencia.

Lo importante, es evolucionar en cómo transmitimos la información y que la misma conecte al lector.
Por ello el periodismo colombiano debe asumir riesgos en aras de cambiar, la mentalidad del receptor y la forma de consumir información.

Finalmente, dependerá de las actuales y futuras generaciones de periodistas decidir si claudican ante la crisis o levantan la «cabeza» y surgen ante la adversidad.

Audiocolumna: Cédulas anuladas por trashumancia en el Atlántico

El Consejo Nacional Electoral anuló 124.208 cédulas inscritas al censo electoral, de las cuales 55.920 corresponden a Barranquilla y 23.989 al municipio de Soledad. Esto después de confirmar la trashumancia electoral.

Página 1 de 6

Creado con