Por los delitos de peculado por apropiación en favor de terceros y celebración de contratos sin el lleno de requisitos legales, la Fiscalía presentó acusación contra tres personas que estarían vinculadas a las irregularidades que se habrían presentado en la contratación de apoyo logístico y operativo para la realización de la VI Cumbre de las Américas – Cartagena 2012.

El material probatorio indicaría que al contrato suscrito entre la Unión Temporal Cumbre de Las Américas y el Ministerio de Relaciones Exteriores, cuyo valor ascendió a 43 mil millones de pesos, le hicieron una adición presupuestal de 12 mil millones de pesos para supuestamente cubrir actividades que estaban contempladas en el contrato inicial, como servicios de salud, imprevistos y gastos generales.

Adicionalmente, se habría pactado un monto de 6 mil millones de pesos para la producción y transmisión de televisión.

De acuerdo con la normatividad, la adición aprobada no era viable porque se necesitaba de un nuevo contrato con proceso licitatorio previo, en el que debían participar distintos oferentes para garantizar los principios de planeación, economía, eficiencia y selección objetiva.

Por estos hechos, la Fiscalía General de la Nación acusó formalmente a:

  • Araminta Beltrán Urrego, directora Administrativa y Financiera del Ministerio de Relaciones Exteriores para la fecha de los hechos investigados.
  • Alexánder Potdevin Gutiérrez, funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores y supervisor del contrato.
  • Antonio Porras Gutiérrez, representante legal del consorcio Unión Temporal Cumbre de Las Américas Cartagena 2012.

Dentro de la facturación del encuentro, la Fiscalía encontró un presunto sobrecosto aproximado de 4 mil millones de pesos.

La Fiscalía General de la Nación hace pública la presente información por razones de interés general.

Anuncios