ASÍ FUE LA «TRAMA SECRETA» DEL PRIMER CRIMEN EN EL ESPACIO EXTERIOR: QUÉ PASÓ

Parece de ciencia ficción, pero no lo es. Como suele suceder en muchas ocasiones, la realidad supera a la ficciónUna mujer astronauta que se encontraba a bordo de la Estación Espacial Internacional en una misión de seis meses fue acusada de cometer un delito. Sí, un delito desde el espacio.

Se trata de Anne McClain, una mujer astronauta condecorada por la NASA, que fue acusada por su exesposa Summer Worden por haberle robado –supuestamente- sus cuentas bancarias desde el espacio.

McClain mantiene una dura batalla legal con Worden, exagente de inteligencia de la fuerza aérea estadounidense.

En la batalla legal, ambas disputan la custodia de un niño de 6 años desde hace casi un año.

La defensa de McClain

«No hay nada de cierto en estas acusaciones. Estamos pasando por una dolorosa separación personal que ahora por desgracia está en los medios de comunicación. Valoro el apoyo que recibió y me reservo cualquier comentario hasta que termine la investigación . Tengo confianza total en el proceso de la Oficina de Inspección General», posteó McClain en su cuenta personal de Twitter.

Por otro lado, su abogado, Rusty Hardin, reconoció que su cliente ingresó a las cuentas, pero aclaró que su objetivo era chequear que existieran los fondos necesarios para cuidar del niño que estaban criando juntas.

Hardin resaltó que su cliente «niega enérgicamente haber hecho algo inapropiado»y destacó que está cooperando totalmente.

La denuncia de Worden

Worden contó que percibió que alguien había entrado en sus cuentas bancarias sin su permiso y, tras una larga investigacióndescubrió que se accedió desde una computadora de la agencia espacial, es decir, desde el espacio.

Tras unas comprobaciones más pudo determinar que el hackeo lo hizo su ex esposa desde la Estación Espacial Internacional (International Space Station, ISS). «Me horrorizó que llegara tan lejos. Sabía que no estaba bien», afirmó Worden.

Por otra parte, el periódico New York Times informó que la mujer presentó una demanda a la autoridad bancaria y una queja a la NASA.

Qué dice la ley

Según el Tratado y principios de las Naciones Unidas sobre el espacio ultraterrestre que rige en la ISS, los astronautas que cometan delitos en la estación serán juzgados según las leyes de su país.

Al parecer, los problemas de la pareja surgieron cuando McClain pretendía obtener los derechos de maternidad compartida sobre el niño, pero su esposa -la madre biológica del chico- se negó.

Anuncios

Deja un comentario