Rafael Nadal, número dos del ranking mundial, debuta este martes en el US Open en el segundo día del torneo, en el que también salta a la cancha la campeona defensora Naomi Osaka.

Hace un año, en el Abierto de Estados Unidos, Nadal abandonó la semifinal ante el argentino Juan Martín Del Potro -ausente en esta edición por una cirugía en la rodilla derecha– debido a problemas también en la rodilla derecha.

Fue el inicio de una cadena de lesiones que le hicieron la vida a cuadros, pero que parece estar superada.

«Espero estar listo», dijo Nadal, ganador de tres US Open. «El año pasado honestamente no fue tan malo, claro que mi sensación en las rodillas está mejor este año. El problema fue que jugué tres o cuatro partidos muy, muy largos y eso fue difícil».

«Creo que estoy jugando bien, he estado practicando bien estos días», añadió ‘Rafa’, que decidió saltarse el Masters 1000 de Cincinnati, que sirve como preparación para el US Open, como precaución.

El lunes practicaba en la cancha P1 ante decenas de fanáticos que tras la reja lo grababan con sus celulares.

Nadal ganó en 2019 el torneo de Roland Garros, del que tiene 12 trofeos, así como los Masters 1000 de Roma y Montreal, y llegó a la semifinal de Wilmbledon.

Debuta contra el australiano John Millman (61), a quien enfrentó en el Wimbledon de 2018, con victoria para el mallorquín de 33 años.

El martes también saltará a la cancha su compatriota Garbiñe Muguruza, 25 de la WTA, que no ha tenido destacadas actuaciones en este torneo. Enfrenta a la estadounidense Alison Riske.

– La defensora –

La japonesa Osaka, que encabeza el ránking mundial, comienza la cruzada para defender su título enfrentando por primera vez a la rusa Anna Blinkova (66).

Osaka indicó la semana pasada que estaba «mejor» de una lesión de rodilla.

«He estado jugando más, más tiempo todos los días, me siento bien. Afortunadamente sanó rápido, la veo bien».

Anuncios