A raíz de la muerte del menor Juan David Pacheco Orozco la semana pasada, quien al parecer falleció a causa del dengue (hecho que está por confirmar por la secretaria de salud departamental) y que se presume debido a los síntomas y testimonios de personas cercanas al fallecido quien residía en el municipio de Polonuevo Atlántico. El suceso vuelve a despertar las alarmas frente al descuido de las autoridades de salud y las pobres medidas de prevención contra la propagación del mosquito.
Según información de los pobladores del municipio, se han venido presentando numerosos casos de dengue, varios de ellos han sido graves. Esta columna logró establecer por uno de sus moradores lo que viene ocurriendo en Polonuevo.
Nuestra fuente a quien llamaremos María nos concedió una entrevista para conocer a fondo las afectaciones que ha venido dejando esta virosis:
¿Qué es lo que viene sucediendo en relación con los casos de dengue y desde cuándo se vienen registrando?
María: “Desde mi experiencia en noviembre del año pasado, debo decir que se han venido presentando casos de dengue y en ese orden aumentan y disminuyen sin que haya una solución o medidas eficases para poder controlarla. Adicionalmente, el puesto de salud es uno de los peores que se ha conocido, pues no tiene la capacidad para atender estos casos, dicho por los mismos médicos, dicho por los mismos pacientes. Si llegas en la noche de urgencia, debes ir al siguiente día para que te hagan un hemograma, porque no tienen el personal para hacerlo y en la gran mayoría de ocasiones los médicos dicen que los lleven al municipio de Baranoa para ser atendidos (donde si cuentan con los instrumentos para hacerlo)”.
¿La alcaldía de Polonuevo tiene conocimiento sobre estos casos? En ese orden ¿Qué les han dicho a los ciudadanos?
María: “La alcaldía si tiene conocimiento, siendo un pueblo tan pequeño uno creería que saben de la situación, porque es deber de los centros de salud llevar unos registros y ser enviados a secretaria de salud, tratándose de un tema de salud pública pues está en el protocolo (llenarlos y enviarlos) eso por lo formal, pero por de manera informal claro que deben tener conocimiento de estos casos. Solo hasta hace algunos días atrás gracias a las constantes denuncias en medios de comunicación empezaron a visitar las casas, es decir antes de que se hiciera esto público, era como si no existiera. Y se efectuó porque la Secretaría departamental tomó cartas en el asunto, quienes nos manifestaron que no tenían reporte de lo que estaba ocurriendo, por lo que no sabemos qué es lo que está pasando con los reportes que deberían pasarle desde la alcaldía municipal a la Gobernación”.
Nos dijo que su hermano desafortunadamente también padeció de dengue, cuéntenos sobre ese caso en particular.
María: “En el caso puntual de mi hermano que sufrió dengue hemorrágico, él fue con un día de fiebre, un sábado y la médico en turno le dice que tiene amigdalitis, lo receta con amoxicilina, lo manda para la casa y no le hace ningún tipo de examen. Posteriormente, el niño sigue presentando fiebre a pesar de estar tomando lo que indicaron, el domingo lo llevan nuevamente por la noche, porque en el pueblo había muchos casos de dengue, como uno de mis vecinos en su momento que estaba internado como varios en el sector, por lo que la alerta ya estaba y en el puesto de salud nos dicen que no pueden hacer los exámenes, que tomara acetaminofén, lo que deja en evidencia que no tienen como atender este tipo de sucesos y cuando le hacen los exámenes el día lunes las plaquetas les salen en 110 mil por lo que la médico recomendó hacer un retiro voluntario del paciente y llevarlo a la Clínica de Baranoa, a lo que accedimos enseguida”.
“Allá lo reciben y se preguntan qué está pasando en Polonuevo, de donde provienen muchos pacientes con los mismos síntomas a lo que puedo dar constancia por lo que vi varios niños y logré saber de dónde venían. Lo que deja claro que debemos ir a un municipio vecino, ya que Polonuevo no está preparado para estos acontecimientos. Pero lo que más me sorprende luego de indagar con varias personas es que no les están dando el diagnostico que corresponde porque a varios le dijeron que tenían amigdalitis, lo que deja mucho que desear del personal médico del puesto de salud”.
¿Cuál es su llamado de atención a las distintas autoridades? Y ¿Qué es lo que espera que hagan?
María: “Mi mensaje, es que más allá de estar sentados en un escritorio, es a la labor de oficio. Secretaria de salud no está para esperar que se muera una persona y le llegue un escándalo, a la espera de que las personas nos manifestemos por las diferentes redes sociales. Ellos tienen una labor y deben cumplir con ella, porque creo que no se está cumpliendo. El llamado es hacer campañas de prevención, también a la administración del puesto de salud, porque no tiene el personal competente para ello y otro ejemplo de la mala atención tiene que ver al momento de sacar citas, debe levantarse antes de cuatro de la madrugada porque sólo entregan veinte cupos por día”.
Finalmente, queda en evidencia la falta de implementación de políticas públicas en aras de evitar el menor número de tragedias a futuro. Este panorama nos preocupa, por lo que la alcaldía municipal y la gobernación parecen no tener una comunicación fluida sobre el tema, lo que deja un sin sabor en materia de atención oportuna a los afectados y que por ende complica dirreccionar las acciones para mitigar el dengue.

Anuncios