Un conductor de motocicleta imprudente arriesga su vida por “ahorrarse” el 30 % del tiempo de recorrido

  • En las pruebas hechas por pilotos expertos quedó demostrado que la conducción temeraria no genera ahorros considerables en tiempos de recorrido.
  • El incremento de un 1% de la velocidad media de una motocicleta da lugar a un aumento del 4% en la incidencia de accidentes mortales.

Teniendo en cuenta que los motociclistas representaron el 53 % de los fallecidos en siniestros viales en Colombia durante el primer semestre del año, la Agencia Nacional de Seguridad Vial, desarrolló una prueba de campo con pilotos profesionales para determinar el porcentaje de “ahorro” en el tiempo que eventualmente logra un motociclista imprudente.

Una vez finalizada la tarea de campo, se determinó que un conductor de motocicleta imprudente pone en riesgo su vida por un eventual ahorro en el tiempo de recorrido de aproximadamente 30 %, es decir, que, en un trayecto de 19 minutos, arriesga su vida por 6 minutos de diferencia. En la práctica, las imprudencias más recurrentes son zigzaguear entre vehículos, exceder la velocidad permitida, adelantar por la derecha y no respetar señales de tránsito (pare y semáforo).

En el primer semestre del año 2019, los análisis del Observatorio Nacional de Seguridad Vial permitieron determinar que infortunadamente fallecieron 1.671 motociclistas, de los cuales el 49.4% tuvo lugar en centros urbanos, principalmente en los departamentos de Valle, Antioquia, Cundinamarca y Atlántico. Además, se determinó que el 20 % de los motociclistas fallecidos chocaron con un objeto fijo, mientras que el 13.7 % lo hizo contra otra motocicleta. 

Además, el año pasado, el 38 % de los siniestros viales con motociclistas fueron protagonizados por motociclistas con menos de 3 años de experiencia (contados a partir de la expedición de la licencia), hechos en los que 359 motociclistas perdieron la vida y 6.650 más resultaron con lesiones graves.  

De acuerdo con la OMS, el aumento de la velocidad promedio guarda relación directa con la probabilidad de que ocurra un accidente de tránsito y con la gravedad de sus consecuencias. Así las cosas, un incremento de un 1% de la velocidad media del vehículo da lugar a un aumento del 4% en la incidencia de accidentes mortales y de un 3% en la de accidentes con traumatismos. De ahí la importancia de evitar conductas riesgosas al volante.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) acompañará a las entidades territoriales en el desarrollo de los Planes Municipales de Seguridad Vial para Motociclistas que serán fundamentales para reducir la siniestralidad con este actor vial, de hecho, ya se han llevado a cabo 5 talleres en Bogotá, Cali, Bucaramanga, Barranquilla y Medellín.

Anuncios

Deja un comentario