Gobernación impulsa microempresas y jornadas de salud para inmigrantes y retornados de Venezuela

La Administración Verano apunta a acciones de corte social que buscan el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos. En esta ocasión, los beneficiados fueron 60 mujeres colombianas que retornaron de Venezuela, quienes recibieron insumos para sus microempresas como premio a su esfuerzo y dedicación de su trabajo.

Estas mujeres, el pasado 6 de abril habían recibido máquinas de coser semi-industriales, kits de costura, telas multiusos, además, tuvieron capacitación en nuevas técnicas de confección, para que puedan trabajar en su emprendimiento o puedan laborar en maquila para empresas.

Como parte de los compromisos de seguir impulsando estos emprendimientos, en el marco del programa de Generación de Ingresos y Fortalecimiento Económico, recibieron, en el Centro Integral de Desarrollo (CID) de Suan, 40 metros de tela y gran variedad de hilos, además recibieron medicamentos, asistencia médica general, control para pacientes con hipertensión, diabetes y charlas de planificación.

«Tener salud y una fuente de ingreso económico es fundamental para todo ser humano, por eso estamos apoyando a los inmigrantes y retornados para que cuenten con un plan de salud y desarrollo económico y así puedan tener una mejor calidad de vida», anotó el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa.

Resaltó que hay que brindarles todo el apoyo necesario a los atlanticenses que retornan y este es una de las mejores formas. «Identificamos sus artes, estudios, y así podemos cubrir sus verdaderas necesidades, ellos también son nuestros hermanos y como tal debemos generar equidad entre todos los habitantes», manifestó el mandatario.

ATENCIÓN INTEGRAL

Se invirtieron $1.000 millones en el proceso de atención a la población retornada, el cual, ha tenido tres fases: la primera concierne a la documentación, por ejemplo, trámites de nacionalización, permisos de permanencia, etc; en la segunda fase, la capacitación en las nuevas técnicas de cortes y confección; y una tercera fase es la entrega de máquinas de coser planas e insumos como telas hilos, tijeras, y agujas, entre otros.

«A estas mujeres aparte de las herramientas de trabajo, las hemos capacitado con talleres de contabilidad básica, de tal manera, que puedan manejar las finanzas de sus negocios de una forma equilibrada, distribuir el dinero, capitalizar su negocio y cumplir con sus responsabilidades en el hogar», mencionó la coordinadora del Programa de Gestión de Paz Territorial de la Secretaría del Interior, Karen Osorio.

El secretario del Interior del Atlántico, Jorge Ávila, resaltó que en este trabajo se indagó sobre las necesidades de esta población. «Teniendo conocimiento de sus destrezas y oficios pudimos asesorarlos para que obtuvieran ingresos de una forma constante y organizada».

Para la inmigrante venezolana, Jenny Jiménez, asistir a las jornadas de salud es tener la posibilidad de contar con servicios médicos de manera gratuita y el apoyo a su emprendimiento ha sido fundamental. «El control mensual, las vacunas, los medicamentos para mi bebé son de suma importancia porque en Venezuela no se consigue ningún tipo pastillas y si las hay son a un costo extremadamente elevado», comentó Jiménez.

Su paisana, Onalfa Rosa Mercado, está agradecida con el respaldo de las acciones que ha emprendido las secretarías de Salud e Interior de la Gobernación del Atlántico. «Las máquinas de coser planas que nos dieron han sido de vital ayuda para tener nuestro propio negocio y así ganarnos la vida honradamente con lo que sabemos y nos gusta hacer: la costura. Aquí estoy con mi negocio y dándole a mi familia una calidad de vida mejor» anotó Mercado.

Anuncios

Deja un comentario