Jefe de Parlamento fue detenido brevemente por inteligencia venezolana

El presidente del Parlamento de Venezuela -de mayoría opositora-, Juan Guaidó, fue detenido el domingo durante casi una hora por el servicio de inteligencia, episodio del que el gobierno de Nicolás Maduro se desmarcó, asegurando que fue una acción “unilateral” de los agentes.

Aclamado por cientos de seguidores, Guaidó llegó, apenas fue liberado, a Caraballeda, estado Vargas, a 40 km de Caracas, para presidir un cabildo abierto que reunió a centenares de opositores. “¡Hermanos aquí estoy!”, dijo al dirigir un discurso desde una tarima.

“Un mensaje a Miraflores (Palacio Presidencial): el juego cambió, el pueblo está en la calle, aquí están los símbolos de la presión, de la resistencia, de la fuerza. Si querían enviar un mensaje para que nos escondiéramos, aquí está la respuesta del pueblo. ¡Aquí estamos!”, sentenció.

Poco después el gobierno se desvinculó del hecho. El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, afirmó que un grupo de funcionarios del Servicio de Inteligencia (SEBIN) “actuando de manera unilateral realizaron un procedimiento irregular”, lo cual -dijo- sirvió para un “show mediático”.

En un comunicado, el gobierno precisó que destituyó a cuatro agentes y que comenzaron “las investigaciones” contra el primer comisario del SEBIN, Ildemaro José Mucura, por “nexos conspirativos con la extrema derecha de Venezuela.

“Entonces Maduro ya no controla las Fuerzas Armadas, porque se rompió la cadena de mando (…) ¿quién comanda hoy el régimen?, si ya reconocen que no controlan los organismos de seguridad del Estado, tienen un problema muy grave en Miraflores”, respondió el jefe legislativo.

Guaidó, ingeniero de 35 años, fue detenido cuando viajaba por la autopista entre Caracas y La Guaira (Vargas) tras ser interceptado por dos camionetas con agentes del SEBIN, encapuchados y con armas largas.

Anuncios

Deja un comentario