Alarma en el Cesar por caso confirmado de oruga venenosa

El pasado miércoles se presentó el primer y hasta ahora único caso registrado en el departamento del Cesar y la costa Caribe colombiana de picadura de una oruga venenosa.

El afectado es un trabajador de 36 años que se encontraban recogiendo café en una vereda de La Jagua de Ibirico, municipio de este departamento, quien tuvo que ser recluido en la Clínica Médicos de Alta Complejidad del Caribe, ubicada en Valledupar, donde recibió atención en la Unidad de Cuidados Críticos dada la gravedad de los efectos que produce la picadura de este animal.

De acuerdo con Francisco Ruiz, funcionario del Instituto Nacional de Salud, INS, antes de que se confirmara el caso sospechaban que se trataba efectivamente de este espécimen de familia Saturniidae del género Lonomia, que es la que produce un cuadro hemorrágico severo como el que presentó el paciente.

Según Ruiz el problema es cuando se tiene contacto porque el animal no es agresivo y cuando se presenta un roce o se hace presión dado que tienen unas estructuras llamadas espículas en las que se concentra el veneno, pueden generar un cuadro severo de alteración de los patrones de coagulación.

Por este motivo se altera el cuadro de coagulación y se produce una hemorragia con la que se presentan hematomas que pueden aparecer de manera espontánea en cualquier parte del cuerpo.

Sin embargo, reconoció Ruiz, hasta el momento solo se había registrado presencia de estos insectos en la Orinoquía colombiana: Arauca, Casanare y Meta, donde se han reportado casos de manera no muy frecuente.

“En esta época de transición de lluvias ocurren estos accidentes. Es importante decirlo: septiembre, octubre, noviembre, hay muchísimas mariposas y algunas de ellas son tóxicas como esta, lo que pasa es que las intoxicaciones son ligeras, no son tan marcadas”, agregó el funcionario del INS.

Anuncios

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas