Con palabras de reflexión y aliento para los familiares y oraciones por el eterno descanso de las víctimas, a cargo del padre Huberney , párroco de la Sagrada Familia, se conmemoró el Día departamental de la Memoria y Solidaridad con las víctimas de la Violencia, el Delito y la Inseguridad Insular.

Actividad que se realizó en los pasillos del Palacio de los Corales, y contó la asistencia de los trabajadores y contratistas de la gobernación, además de sociedad civil, los cuales hicieron una cadena de oración para que regresen la paz y la tranquilidad a este territorio insular.

El reverendo Alberto Gordon May, con su mensaje trató de llevar consuelo a los parientes de las personas fallecidas, y enfatizó sobre la necesidad de abandonar cualquier sentimiento de odio y venganza.

«Hoy hemos querido  darle cumplimiento a esta ordenanza, que fue presentada por el diputado Arlintong Howard, que desde un inicio contó con el apoyo de la Secretaria de Gobierno, porque es lo que necesitamos para generar ese sentido.

En esta ocasión puede que estemos pocos aquí, pero en el futuro, en la medida que cojamos conciencia de lo que nos duele un ser querido, al que le arrebatan la vida injusta o justamente, aunque este no sea un argumento esto nos debe de motivar a todos para que por lo menos guardemos un luto«, fueron las palabras del secretario de gobierno de la gobernación Carlos Bryan Uribe al momento de clausurar el acto solemne.

Por su parte la gobernadora E Sandra Howard  Taylor  al cierre de la jornada indicó  «Toda la gente buena que está aquí hoy es solo una muestra de lo que verdaderamente queremos, si ustedes se han tomado el trabajo de organizar  todo esto, si los miembros de la Asamblea tomaron la iniciativa de formular una ordenanza y sacarla adelante, la gente está debajo de la lluvia manifestándose, es porque  queremos cosas buenas por San Andrés».

Anuncios