Los libros siguen teniendo poder, y muchos de los residentes de Villas de San Pablo y Las Gardenias puedan dar fe de ello gracias a la apertura, desde hace un poco más de un año, de las Bibliotecas Distritales en esos sectores, las cuales están cambiando sus comunidades.

Niños, jóvenes, adultos y personas mayores de estos barrios se han visto beneficiados con estos espacios, mágicos y enriquecedores, que ha aportado la Alcaldía de Barranquilla, por intermedio de la Secretaría Distrital de Cultura, Patrimonio y Turismo.

“En este momento las bibliotecas están cumpliendo un papel fundamental, porque están uniendo a jóvenes, niños y adultos, llenándolos de conocimientos, abriendo su espectro al mundo, y reuniendo en este bonito lugar, para que empiecen, a través de las lecturas, a descubrir nuevas cosas, a estar en paz y en una sana convivencia”, explicó la tutora departamental del Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional, Lina Quintero.

Estas dos bibliotecas fueron inauguradas en noviembre del 2016, y hasta el 31 de marzo del 2018 ya tenían más de 20.000 usuarios, y un promedio de 85 diarios, en donde sobre todo se ven muchos niños que asisten a las jornadas de lectura, cine, y a complementar sus tareas escolares, como nos cuenta Andrés Herrera, de 6 años, quien va todos los días a que le lean los cuentos y a jugar.

“Estas dos bibliotecas han logrado transformar toda una comunidad”, asegura Quintero, quien estuvo en Barranquilla viendo los trabajos que se adelantan en estas dos bibliotecas indicando, además estar gratamente sorprendida y contenta con el trabajo que se adelanta con las comunidades de eso

s dos sectores de la ciudad.

Hoy, Colombia cuenta con 1.484 bibliotecas públicas en los 32 departamentos. Con el Plan Nacional de Lectura y Escritura ‘Leer es mi cuento’, miles de colombianos de las regiones más apartadas del país cuentan hoy con 210 nuevas bibliotecas y tienen acceso a más de 20 millones de libros nuevos, que han beneficiado a las poblaciones más vulnerables.

“Más allá de todo lo logrado, el mayor y mejor esfuerzo, son las bibliotecas llenas de actividades, y de niños y de jóvenes. Las bibliotecas son de la gente y para la gente, la fuente de ir haciendo educación y oportunidad: ese es el camino”, anotó el secretario distrital de Cultura, Patrimonio y Turismo, Juan José Jaramillo.

Con estas bibliotecas, el Distrito fortalece la inclusión social, cumpliendo con los derechos fundamentales y elevando el nivel de vida de las poblaciones vulnerables, a través de la atención integral con un enfoque diferencial y de derechos, y con la filosofía de hacerlos partícipes en el cambio de sus propias comunidades.

Anuncios