Por los delitos de concierto para delinquir, estafa agravada, fraude procesal y falsedad en documento privado, Raúl Álvarez Ramos, ciudadano español, fue cobijado con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

Por su parte, Rigoberto Sánchez Vásquez y Diana Milena Henao Zuleta quedaron con detención domiciliaria por las mismas conductas.

Estas tres personas son presuntas integrantes de la organización criminal denominada El Español, la cual se dedicaba a la estafa de agentes diplomáticos y sería dirigida por Álvarez Ramos.

En la investigación, adelantada por un fiscal de la Estructura de Apoyo de la Dirección Seccional de Bogotá, se lograron asociar 23 eventos delictivos desde el mes de octubre de 2010 y establecer que la cuantía de las estafas asciende a los 5.200 millones de pesos. Hasta el momento se tiene registro de 9 víctimas.

Los tres procesados aceptaron su responsabilidad en los delitos que la Fiscalía les endilgó.

Anuncios