“Cinco años juntos, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel” estas fueron las palabras que Nahir Galarza escribió en su Instagram presuntamente 2 horas después de pegarle dos tiros en el pecho a su novio Fernando, de 21 años.

En la foto que posteó Nahir se ve a su novio Fernando Pasterizo besándole el hombro, eran novios hacía 5 años. «Está muerto porque le disparé dos balazos» reconoció la joven dado que las autoridades ya apuntaban a su padre como posible sospechoso, además el arma que usó pertenecía a su padre que es policía.

Esa noche, luego del asesinato de su novio, Nahir regresó a su casa y se acostó a dormir. Los hechos que ocurrieron en la madrugada del viernes se dieron en Gualeguaychú, un pequeño municipio que se ubica a 230 kilómetros al norte de Buenos Aires, Argentina.

El padre de Nahir, Marcelo Galarza entregó a su hija a las autoridades acompañado de su abogado. Además aseguró que ella no es un monstruo “Hay testimonios de que la golpeaba. No estoy diciendo que un hecho justifica el otro; simplemente yo también quiero saber qué pasó y qué hay detrás de todo esto» afirmó Galarza quien dijo que la relación de la pareja era tormentosa.

Luego de la confesión Nahir fue trasladada a un hospital psiquiatrico y no directamente a la comisaria, sin embargo los medios en argentinos darían a conocer que la joven no padece “problemas psicológicos ni mentales”. Según los medios del país gaucho el fiscal imputó a Nahir por «homicidio agravado por el vínculo» un delito que en ese país puede ser castigado hasta con cadena perpetua

Anuncios