La Secretaría de Salud del Distrito resaltó que durante la celebración de las fiestas de fin de año en Barranquilla no hubo niños quemados ni intoxicados por manipulación con pólvora. Solo se presentó el caso de un adulto que resultó lesionado en una de sus manos.

La persona afectada es un hombre de 34 años de edad, residente en el barrio La Pradera, que presenta quemadura por tote en la palma de la mano derecha y fue atendido en la clínica La Misericordia.

La titular de esta dependencia, Alma Solano Sánchez, destacó el compromiso de los adultos con los niños durante las noches del 24 y 31 de diciembre. “Estamos contentos porque hubo precaución con los niños  y se evitaron hechos lamentables”.

También destacó el control de parte de las autoridades de Policía y la socialización de las campañas de prevención que se adelantaron en todos los barrios, con los Caminantes, durante la temporada decembrina.

Solano Sánchez pidió a la comunidad no bajar la guardia en los temas de prevención de las enfermedades y cuidado de la salud, porque las acciones continúan con el inicio de la pretemporada de Carnaval.

Las autoridades de salud, de igual forma, solicitan a la ciudadanía barranquillera comunicarse con la Línea de la Salud 379 33 33, ante cualquier inquietud o sugerencia en los servicios de salud.