• Ministra Griselda Janeth Restrepo Gallego, recorrió la zona céntrica de Cali, repartió volantes y explicó a transeúntes, los perjuicios que genera el que los niños trabajen
  • En Cali la tasa de trabajo infantil se ubica en 5,9%, por debajo de la tasa nacional

En vísperas del inicio de la Feria de Cali y en plena temporada navideña cuando el comercio alcanza su máximo pico, la ministra del Trabajo, Griselda Janeth Restrepo Gallego, adelantó un recorrido por el centro de la capital del Valle del Cauca, en el marco de la campaña institucional de la cartera laboral que busca la erradicación del Trabajo Infantil en Colombia: “Un niño que trabaja pierde más que gana”.

La Ministra recorrió sitios como la plazoleta del CAM, el Puente Ortiz, el Boulevard del Río, la Plaza de Caicedo y parte de la zona céntrica de la ciudad, repartiendo volantes y explicándoles a comerciantes, padres de familia y a todos los transeúntes a su paso, los inconvenientes, peligros y riesgos que genera el que un menor de edad trabaje, en contravía de su formación educativa, desarrollo psicosocial y de la reducción de sus espacios lúdicos y de entretenimiento.

La tasa de trabajo infantil en Cali está en 5,9% por debajo de la cifra nacional que es de 7,8%. El país ha venido disminuyendo de manera importante la tasa de trabajo infantil, pues recordemos que en el 2011 estaba 13%, pero aún todos tenemos que hacer muchos esfuerzos y, especialmente, quitarles a esas redes de narcotráfico y prostitución a nuestros niños que les están cercenando su futuro y las posibilidades de salir adelante, y llamar la atención a la sociedad en general para que un niño que trabaja no sea visto culturalmente como algo normal o hasta positivo para los menores, cuando es todo lo contrario”, explicó la titular de la cartera laboral.

Restrepo Gallego indicó que pese a los esfuerzos y los resultados obtenidos en las metas, aún 869.000 menores están trabajando en el país, por lo que en 2018 continuará esta campaña con el acompañamiento de la Policía de Infancia y Adolescencia, así como del ICBF.

“Nuestra invitación es que a que se denuncie cuando se vea a un menor trabajando, hay una falta de pertenencia de la comunidad frente a lo que esta realidad representa para el país, nuevo objetivo es llamar la atención, concientizar a todas las personas que los niños no pueden estar laborando, máxime en un país como Colombia donde la educación es gratuita y se han hecho tantas inversiones en este sector. Ayer iniciamos esta estrategia en Bogotá, y hoy venimos a Cali porque en plena feria y con las actividades comerciales de navidad, sabemos que se incrementan el número de niños que laboran, por eso nuestra presencia aquí”, subrayó la jefa de la cartera laboral.

CIFRAS Y DATOS NACIONALES SOBRE TRABAJO INFANTIL

  • Agricultura con el 36,6% y comercio, con el 36,3%, son los dos sectores donde se concentran los mayores porcentajes de trabajo infantil en el país. (Le siguen Industria Manufacturera, servicios y transporte).
  • Neiva, Sincelejo y Pasto, con el 8,8%, 7,1% y 7,0%, respectivamente, son las tres principales ciudades del país que, en 2016, presentaron las tasas más altas de trabajo infantil.
  • Entre los 15 y 17 años, es la etapa donde se presenta con mayor evidencia el trabajo infantil
  • En cuestión de género, entre niños y niñas no se presentan mayores diferencias en relación con el trabajo infantil
  • Según el DANE, las investigaciones arrojan que los niños trabajan porque: deben participar en la actividad económica de la familia (38.1%), les gusta trabajar para tener su propio dinero (36,5%) y porque el trabajo los forma, los hacen más honrados y los alejan de los vicios (10,6%), deben ayudar con los gastos de la casa, colaborar a costearse el estudio (10,6%)