La Secretaría de Salud, junto a Friogan, les explicó a los 80 poseedores de locales del pabellón de carnes del Mercado Público de Sincelejo las condiciones mínimas de salubridad con las que deben contar sus establecimientos para evitar que tanto el ente territorial como el Invima sellen sus locales.

Estas medidas son amparadas en el Decreto 1500 de 1997 y la Resolución 240 de 2013.

En la capacitación, ofrecida por Susana Vides, jefe de calidad de Friogan, fueron específicos en indicar que cad​a uno de los locales debe contar con buena ventilación, iluminación, instalaciones sanitarias, sistema de drenaje, agua potable, sistema de control de plagas, manejo de residuos líquidos y sólidos.

«Los expendedores de carne del Mercado deben concientizarse en la importancia de tener claros los mecanismos de conservación de cadena de frío, adicionalmente deben cumplir con medidas higiénico sanitarias para la comercialización de este producto», señaló el secretario de Salud, Remberto Gómez Martínez.

Quienes comercialicen carnes en el Mercado deberán, además, tener mesones construidos, el material sanitario adecuado es acero inoxidable. Sin embargo, pueden utilizar baldosas que no presenten ningún tipo de daño, en ninguno de los casos los mesones podrán ser en cemento. También la unión entre la pared y el piso debe ser en forma redondeada.

Las personas deben utilizar delantal, preferiblemente blancos o colores claros; bata, tapabocas, gorros, tener las manos limpias, no utilizar maquillajes, ni joyas, tampoco toser, fumar o escupir frente al producto.

«Además de la importancia de adecuar sus locales, los expendedores del pabellón de carnes del Mercado deben estar motivados a tener sentido de pertenencia por cada uno de sus puestos, más cuando desde la Administración estamos adelantando los trámites para que cuenten con las escrituras públicas de sus establecimientos», dijo Giovanni Pizzirusso, asesor de despacho de la Alcaldía de Sincelejo.​

De los 80 locales con los que cuenta el pabellón de carnes del Mercado la Alcaldía adelanta la legalización y debida inscripción en la Oficina de Registros Públicos de 40 de ellos, lo que se convierte en una motivación para que durante el proceso de legalización se dediquen a tener establecimientos en buenas condiciones sanitarias.