La Procuraduría General de la Nación suspendió provisionalmente por tres meses al alcalde de Luruaco, Atlántico, Antonio Enrique Roa Montero (periodo 2016 – 2019), por un presunto abuso de sus funciones.

De acuerdo con la investigación de la Provincial de Barranquilla el funcionario inició el pasado 30 de octubre una actuación administrativa en contra de la gerente de la E.S.E. Hospital de Luruaco, María Hernández Osorio, por un supuesto abandono del cargo, sin tener la competencia constitucional, legal y reglamentaria para adelantar ese proceso.

Para el Ministerio Público Roa Montero habría utilizado sus funciones para obtener, aparentemente, un fin distinto a las establecidas en las normas legales que rigen las acciones que debe cumplir un alcalde municipal.

Por esa razón aparentemente abusó de su posición para tratar de retirar del cargo a la gerente del hospital, mediante un procedimiento que estaba viciado desde su inicio al no tener competencia para ello.
Por ese hecho la Procuraduría calificó la conducta aparentemente cometida por el funcionario como una falta gravísima a título de dolo.