Desde este martes 12 de diciembre, los bogotanos podrán conocer, en el Parque Bicentenario y la Galería San Diego – Tequendama, la riqueza cultural de esta fiesta a través de la exposición fotográfica ‘Carnaval de Barranquilla: del Caribe para el mundo’
Una colección de imágenes que recogen la riqueza y la magia de la fiesta cultural más representativa del Caribe colombiano podrán apreciar los bogotanos, desde este martes 12 de diciembre, en distintos puntos de la capital del país.
Ese día, a las 9:30 a.m., gracias a una iniciativa de la Dirección de Comunicaciones del Ministerio de Cultura y la Fundación Carnaval de Barranquilla, se inaugura en el Parque Bicentenario, ubicado en la Carrera 7 con Calle 26,  la exposición fotográfica ‘Carnaval de Barranquilla: del Caribe para el mundo’. El evento contará con la presencia de la Reina del Carnaval, EL Rey Momo y la Directora del Carnaval.
Se trata de 30 fotografías de gran formato, de distintos autores que a lo largo de los últimos cinco años han ganado la convocatoria fotográfica que busca rescatar las tradiciones asociadas a esta fiesta cultural y que realiza el Carnaval de Barranquilla: Giovanni Camargo, Piedad Del Vechhio, Santiago Castro, Bruno Andrade, Dimas Bernal, Edgardo Aguirre, Charlie Cordero y Arlez González.
A partir del 20 de diciembre, la exposición se traslada al Enlace Peatonal & Galería Cultural San Diego – Tequendama, en la Carrera 10 No. 26 – 00, donde permanecerá todo el mes de enero; luego regresará al Parque Bicentenario para luego terminar en las Escalinatas de la Merced, en la Calle 35, entre Carreras Séptimas y Quinta.
El Carnaval de Barranquilla es una de las  fiestas folclóricas y culturales más importantes de Colombia.  Cada año esta celebración se convierte en escenario de encuentro de expresiones folclóricas, dancísticas y musicales. Precisamente, por su gran valor cultural en 2003 fue reconocido por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, destacando sus tradiciones, creatividad y el sabor de los barranquilleros, grandes anfitriones de la alegría en el mundo.