La denuncia permitió a la unidad élite contra el secuestro y la extorsión activar los protocolos militares y permitir el regreso a la libertad del ciudadano.
Tan pronto como las unidades del Gaula Militar y del Batallón de Infantería n. 27 Magdalena de la Novena Brigada, fueron informados de la desaparición de un hombre momentos en que adelantaba labores de campo, en coordinación con personal del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, iniciaron las investigaciones y las operaciones militares que hoy permitieron el regreso del mayordomo a su hogar.

La presencia y presión del Ejército en el área general de la vereda San Martín, jurisdicción del municipio de Oporapa, fue hábilmente aprovechado por el ciudadano para escapar de sus captores, tres hombres que diez horas antes, tras intimidarlo con armas de fuego, lo secuestraron y lo conducían a la parte alta de la cordillera, donde según ellos, los esperaba el jefe.

El secuestro, según las labores investigativas, se habría registrado cuando el mayordomo salió a regar un cultivo y tras varias horas de ausencia, su familia decidió dar aviso a las autoridades.

En el lugar en donde fue plagiado, fue encontrada la motocicleta en la que se movilizaba, un sombrero y las huellas de varios pares de botas de caucho, indicios que aumentaron las probabilidades de un posible secuestro.

Días antes los moradores de la zona habían sentido preocupación ante la presencia de hombres sospechosos que llegaban hasta las fincas a preguntar por los propietarios de éstas, por lo que no se descarta que el secuestro tuviese fines extorsivos.

El Gaula Militar Huila reitera el llamado a la comunidad para que ante este tipo de hechos, confíen en su Fuerza Pública y permitan que esta pueda hacer un trabajo rápido y eficiente.