La incursión se registró en la vereda Vetas, del municipio de Tibú, donde un grupo de hombres de las autoridades venezolanas cruzaron hasta el territorio colombiano.

La población por su parte denunció trato agresivo. Al mismo tiempo se han presentado sobrevuelos de helicópteros del vecino país.

El personero de Tibú, Richard Claro, aseguró que «la comunidad ha reportado la presencia de Guardia y Ejército venezolano en la zona, también han incursionado en algunas casas».

«El trato ha sido agresivo, tratando muy mal a la población y estigmatizando al campesino de la zona del Catatumbo (…) Incluso han quemado algunas pertenencias de la comunidad».

«En el día de hoy hemos tenido sobrevuelos de helicópteros venezolanos sobre el mismo sector», señaló el personero.

El Ministerio Público ha pedido que una comisión del Gobierno Nacional se traslade a la zona, para verificar lo que está sucediendo en la región.

En la zona de frontera, se teme que la salida del alcalde Antonio Ledezma por el puente internacional Simón Bolívar, que comunica a Cúcuta con San Antonio, tenga mayores repercusiones para los habitantes de frontera.

La opinión pública ha considerado inadmisible que en un país soberano como Colombia sucedan hoy en día estos graves incidentes de forma frecuente y el Estado sea incapaz de tomar medidas efectivas al respecto.