En un operativo realizado por la Policía del Atlántico reportaron un importante golpe al crimen en el sector de Soledad 2000.

Se trató de 10 armas de fuego, las cuales fueron incautadas. Estaban en poder de Luis Alberto Bareño, de 46 años, quien fue inmediatamente capturado.

En total fueron: cuatro revólveres, dos pistolas, un arma hechiza, y una escopeta, todas sin permiso para porte. Adicionalmente, fueron decomisados un revólver y una pistola que si tenían permiso para porte.

En cuanto a las municiones, 17 cartuchos calibre 38, cuatro calibre 7.65 mm, y 90 de 9mm.

El coronel Raul Riaño manifestó que estas armas de fuego pertenecen a los Papalópez.

“Ellos tenían un engranaje montado, se programa un acto, ya tiene la forma de adquirir las armas. Pagan por el alquiler, pasa por varias personas y después de que se comete el delito, vuelve al sitio. Era sabido que esta era la fuente para conseguir armas provisionalmente para cometer actos delictivos”, explicó el coronel sobre el modus operandi de la banda que alquilaba las armas por sumas que oscilan entre los 100 mil y 500 mil pesos.

Según las investigaciones, las armas estarían siendo alquiladas a la delincuencia común para cometer homicidios y todo tipo de ilícitos en Soledad y en Barranquilla principalmente.

Durante el presente año, más de 150 armas de fuego ilegales han sido incautadas a delincuentes en el departamento.