En un complicado partido jugado en el mítico estadio San Siro de Milán, Italia fue incapaz de ganarle a Suecia en los 90 minutos de juego y quedó eliminado del mundial de Rusia 2018. Después de 60 años asegurando su participación en el máximo certamen del fútbol, la Selección Italiana no pudo anotarle un gol a su rival y apenas empató cero a cero en un partido donde como mínimo necesitaba ganar por un gol para obligar a jugar el tiempo extra.  El seleccionado italiano sólo había faltado a dos ediciones de los Mundiales, la primera de 1930 y la edición de 1958. Esta será su tercera vez en la historia sin asistir a la cita intercontinental.

El gol marcado por Jacob Johansson en el  departido ida le dio a Suecia la victoria y una ventaja que supieron aprovechar de visitantes y que complicó grandemente el trabajo de una Italia que hace rato está en evidente dificultad psicológica y táctica, que a pesar que puso varias veces en apuros a la defensa sueca, nunca llegó con contundencia al arco rival y al final la falta de definición le pasó factura.

Un Lunes de gran decepción y frustración para toda Italia que jugó ante un estadio repleto y se quedó con las ganas de celebrar al ver frustrada su participación en la Copa del Mundo.

Los suecos por su parte festejan a todo dar su hazaña al conquistar con gran virtud su tiquete rumbo a Rusia 2018.