La semana pasada unidades especializadas del Grupo de Antinarcóticos de la Policía Nacional en Barranquilla, asestan un importante golpe al “clan del golfo” logrando incautar 2.432 kilos de clorhidrato de cocaína que estaban ocultos en bloques de madera; el alijo se encontraba en el puerto previo a su embarque en un buque que lo transportaría hasta Algeciras en España.

Según las primeras investigaciones, se pudo establecer que lo que parecía ser unos postes de madera o conocidos como bancos, tenían en su interior el estupefaciente oculto en medio del mismo, esto debido a que después de una inspección a través del escáner no se pudo determinar la densidad de los bloques; pero gracias a la pericia de hombres de la Dirección Antinarcóticos dela Policía los llevó a pensar que la proporción de tamaño y peso no correspondían, ya que la apariencia de los troncos se presentaban huecas y livianas.

Siendo así las cosas a través de una broca metálica se perforaron algunos bloques de roble, encontrando que la broca salía contaminada con una sustancia pulverulenta de color blanco, esto obligó a las autoridades a detener la carga antes de ser embarcada por las grandes grúas, logrando extraer más de 100 postes y durante nueve horas fueron abiertos para extraer en su totalidad más de dos toneladas de cocaína.

Se sabe además que el buque con el alucinógeno  zarparía con destino al puerto de Algeciras en España; las investigaciones continúan para dar con los responsables directos de este envío y del habilidoso fabricante de la madera.

Con esta nueva incautación se afecta significativamente las finanzas de esta organización narcotraficante.