Continuando con el plan de mejorar la movilidad en Soledad, y tal como se anunciara por parte del alcalde, Joao Herrera, y el director del Instituto de Tránsito, Emilio José Sánchez, el Municipio realiza una serie de cambios en las vías para darle un ritmo más dinámico al tráfico vehicular.

Por eso, luego de dar al servicio la pavimentación de la carrera 14, que conecta el centro del municipio con la vía al aeropuerto, frente al barrio Manuela Beltrán, ahora se entrega a la comunidad la calle 18, que sirve como vía alterna para los vehículos que vienen por la 30 y desean ingresar al centro del municipio.

Aprovechando esta nueva vía, el Instituto de Tránsito dispuso la prohibición del giro a la izquierda de los vehículos que circulan sobre la calle 30 en dirección sur-norte (desde aeropuerto a Barranquilla) y que requieran ingresar al barrio Manuela Beltrán o continuar su recorrido por la calle 37 hasta Granabastos.

De acuerdo con el director de Tránsito, esta medida, que rige a partir del 25 de octubre, busca darle mayor agilidad al tráfico que pasa por estas vías, y hace parte de una serie de estrategias que se vienen planificando para mejorar la movilidad a lo largo y ancho de la ciudad.

El funcionario explicó que por la restricción de dicho giro, se propone como alternativa  que los vehículos que circulan por la calle 30 en dirección sur-norte (desde aeropuerto a Barranquilla) giren a la derecha, a la altura de la calle 18 (sector de la virgencita), continuar por esta hasta la carrera 14 y girar a la izquierda hasta llegar a la intersección con la calle 30, y ahí esperar la señal verde del semáforo para cruzar y seguir hacia Manuela Beltrán.

Esta estrategia, indicó Emilio Sánchez, va acompañada de una serie de campañas pedagógicas con los conductores y demás usuarios de las vías, y señalizaciones que serán instaladas en los próximos días.

El funcionario enfatizó que esta medida se inició con una etapa pedagógica a través de hojas volantes y redes sociales previniendo a los usuarios de la vía que a partir del 25 de octubre rige dicha prohibición con sanciones para quienes infrinjan la medida, e hizo un nuevo llamado a la comunidad soledeña para que, entre todos contribuyan a poner orden a la movilidad en el municipio.