Con la puesta en servicio de un nuevo Centro de Vida para 120 adultos mayores del barrio San Roque, la Alcaldía de Barranquilla sigue brindando atención de calidad a más abuelitos de la localidad Suroriente.

La primera dama del distrito, Katia Nule, y el secretario de Gestión Social, Gonzalo Baute, llegaron hasta el nuevo Centro de Vida y se contagiaron de la alegría y vitalidad de los abuelitos, que desde hoy empezaran a recibir servicios médicos, valoración nutricional, actividades lúcidas y recreación; en espacios dignos, adecuados especialmente para ellos.

El distrito, a través de la Secretaría de Gestión Social, realizó una inversión de 110 millones de pesos, con los cuales se hizo la recuperación, adecuación, embellecimiento y todas las mejoras respectivas de infraestructura.

Con este son 22 los Centros de Vida que están operando en diferentes sectores de la ciudad, que están dignificando y mejorando la calidad de vida  a miles de adultos mayores en situación de vulnerabilidad.

“Nuestros abuelitos son una población importante, por eso desde hace 8 años, en el primer gobierno de Alex, comenzamos a construir los Centros de Vida para que ellos estuvieran bien atendidos. En estos les damos alimentación, nutrición, están cuidados, contentos, a veces hasta pasan más rico que en la casa porque los tratamos con muchísimo cariño y  los pechichamos. Los invito a que disfruten y quieran este Centro de Vida, que lo gocen y cuiden porque esto es de ustedes”,  afirmó la primera dama durante el acto de inauguración.

En el Centro de Vida San Roque los abuelitos serán atendidos en dos jornadas, de 7:00 a.m. a 12:00 m. y de 12:00 m. a 5:00 p.m.

Por medio de los Centros de Vida se busca mantener el objetivo del programa de atención integral al adulto mayor,  el cual va enfocado a posibilitar la participación, inclusión y la socialización de los contextos sociales, preparándolos para enfrentar los cambios psicológicos, fisiológicos y socioculturales que les permitan sentirse útiles y valorarse en la vida social y familiar.

“Estoy feliz porque me atienden, están pendientes de mí, puedo hasta comer muy bien y tengo amigos de mi edad”, expresó Juana Suárez, abuelita de 77 años, quien en medio de risas y baile se mostró complacida con los beneficios del programa.

La moderna infraestructura cuenta con una rampa para personas con discapacidad o movilidad reducida, remodelación de la cocina, construcción de bodega de alimentos e insumos, baterías de baño, puertas, ventanas y cielo raso.

Igualmente se realizó una inversión en acondicionar las zonas verdes con jardín interior y exteriores, sumado a la adecuación pertinente para los servicios que se les ofrecen a los beneficiarios.

El secretario de Gestión Social, Gonzalo Baute, manifestó: “Este Centro de Vida es una nueva y positiva noticia para Barranquilla, porque es un espacio para el adulto mayor, aquí recibe atención integral y sobre todo en una zona tan tradicional como San Roque. Nuestra meta inicial es adecuar 6 centros como este, así quedó contemplado en el Plan de Desarrollo; pero, ante el entusiasmo y decisión de la primera dama y por supuesto de nuestro alcalde, la idea es ampliar esta oferta para más adultos mayores”.

Además de la atención que brinda la Secretaría de Gestión Social en los Centros de Vida fijos, también existe la modalidad de móviles o itinerantes, en los que han sido beneficiados más de 5000 abuelitos, que reciben atención nutricional, servicio médico, recreativo, lúdico y formativo.

“Estoy contenta, me he sentido muy bien, me gusta todo,  porque aquí hemos aprendido a ser como una familia», aseguró Ana Dolores Amarís, abuelita de 60 años.