El tema de lo lesiva en que se han  convertido algunas concesiones para los intereses de los samarios,  sigue siendo una preocupación para el alcalde Rafael Alejandro Martínez.

El llamado que ha hecho el ejecutivo distrital, ha tenido impacto igualmente a nivel nacional, tanto así, que se le considera a la situación planteada y encaminada por el gobierno local, como una verdadera ‘batalla’ contra las concesiones que representan intereses privados.

«No somos enemigos de la empresa privada productiva y generadora de empleo.  Pero no podemos conciliar con aquellos que se aprovecharon de la indolencia de los dirigentes del pasado para usar el desgreño de lo público como medio de vida de sus familias y generaciones futuras», ha manifestado el alcalde Martínez para dejar claro que el tema es simplemente defender a la ciudad.

Precisamente, en sus más recientes intervenciones el Alcalde Rafael Alejandro Martínez ha asegurado que terminará las concesiones deficientes y lesivas para los samarios y residentes, considerando que algunas de estas empresas privadas  limitan las inversiones sociales y se han quedado con significativos recursos que se hubiesen invertido en obras para beneficiar a los ciudadanos.

Bajo esta orientación, dentro de un marco normativo y apoyada por la mayoría de samarios, la Administración Distrital está trabajando para terminar las concesiones o contratos suscritos por gobiernos de hace dos décadas como la empresa Metroagua S. A. ESP, Alumbrado Público y Malla Vial, siguiendo el proceso de defensa de los recursos públicos de la ciudad que inició el exalcalde Carlos Eduardo Caicedo con la terminación de Recaudos y Tributos, R&T, Patios y Grúas del Caribe, Pagcar, y Mercado Público.

“Nosotros teníamos 12 concesiones. El Gobierno anterior empezó a fortalecer la institucionalidad y a recuperar lo que los privados se estaban llevando y aún se siguen llevando en otras concesiones. R&T se quedaba con 13 mil millones de pesos cada año, que hoy no se los llevan porque el Alcalde anterior la acabó. Y esos recursos ¿a dónde van ahora?… financian becas para los jóvenes en estudios técnicos y tecnológicos, de manera gratuita”, dijo el Alcalde.

En cuanto  a Metroagua S. A. el mandatario de los samarios explicó que son 25 años los que lleva esa empresa, sin embargo muchos samarios aún deben cargar y comprar el agua potable, pero la factura llega cada mes puntualmente.

“Ahora que se va acabar el contrato y que no lo vamos a renovar, se quieren atornillar no entregando la información. Hemos emprendido una batalla jurídica y diciéndole a la opinión pública la realidad: Metroagua no quiere entregar la información mínima requerida para armar los pliegos que nos permitan licitar y buscar un operador, que tenga la experiencia y el músculo financiero y haga las inversiones que ellos no hicieron porque hay que renovar muchas redes, arreglar las bocatomas, hacer un nuevo acueducto, colocar tanques elevados y garantizar que llegue el agua a las casas”, explicó.

Igualmente que se adelanta la batalla jurídica contra la concesión Malla Vial, la cual recibe los recursos de la Sobretasa de la Gasolina. “En estos cuatro años le vamos a transferir a ellos aproximadamente 50 mil millones de pesos, con eso podemos pavimentar más de 250 calles, y ¿sabe cuánto nos ofrecieron para invertir este año?, solo 1.200 millones de pesos, recursos que solo sirven para pavimentar dos calles”, manifestó Rafael Martínez.

Agregó “es injusto, ilógico, grosero y ofensivo que un privado rente nuestros recursos en beneficio propio mientras seguimos caminando en tierra y sin la posibilidad de pavimento»

Indicó que aún hay ocho concesiones. Una de ellas es Interaseo S. A. a la cual se le ha exigido que mejore el servicio y contenerice la basura de la ciudad, dejando atrás el modelo bolsa – camión. “Ellos han recaudado más de 100 mil millones de pesos  desde  que la renovaron y van hasta el 2027. Creo que es justo que se cambie el modelo de operación en esta ciudad. Ellos van a presentar una propuesta, la cual estamos esperando. Si es la contenerización, es bienvenida”, dijo.

Otra concesión es Alumbrado Público de Santa Marta sobre la cual  comentó “no llegué a la Alcaldía de Santa Marta a servirle a una concesión, ni a los grupos políticos, sino para beneficiar a los ciudadanos, emprender las acciones que permitan invertir recursos en salud, educación, infraestructura y programas sociales y atender  las necesidades de los residentes en esta capital».